5 Métodos de Entrenamiento Sobrevalorados Por los Entrenadores Personales.


Por Nick Tumminello.
 
Los métodos populares que estoy cubriendo aquí no son siquiera tan importantes como a menudo hacen creer muchos entrenadores personales y entrenadores de fuerza bien intencionados que les hacen objeto de su programación. Estos métodos no son inútiles, pero están altamente sobrevalorados y a menudo sobrevaluados en el proceso de entrenamiento y diseño de programas.

Antes de empezar a rodar quería recordarles que 1) estaré en Brisbane, AUS el 2 y 3 de diciembre de 2016 dictando un mentorship program de dos días. Y 2) los precios de descuento anticipados para asistir a la Brolando Experience conmigo y Alan Aragón el 4-5 de febrero de 2017 en Orlando, FL finaliza 30 de noviembre de 2016.

side-bar-banner-2-240x300sparkfitness_header-blk-lg-300x201


1. Evaluaciones Posturales.

Nota: Varios de los siguientes párrafos fueron escritos por Ben Cormack.

A menudo se dice que la mala postura es una causa fiable y predecible de dolor y lesiones, razón por la cual muchos entrenadores y preparadores físicos utilizan evaluaciones posturales. Dicho esto, para decir que un problema postural que usted detectó necesita ser "corregido", en lugar de ser sólo una variación general en la estructura, postura o función humana, primero debe establecer si el inconveniente es realmente problemático en primer término.

Ser informado por los datos de investigación disponibles, algo de lo que la mayoría de los instructores y entrenadores no lo están, le puede ayudar a aprender con certeza lo que puede o puede no llegar a ser problemático. Y esto involucra no mirar solo a un único estudio que tiene los resultados que le gustan, eso es tomar la cereza. Implica mirar el cuerpo más amplio de pruebas pertinentes y seguirlas adonde conducen.

Por ejemplo, una revisión sistemática de 2008 (un estudio de estudios) que observó 54 estudios, concluyó que, "La evidencia de estudios epidemiológicos no apoyan una asociación entre las curvas espinales sagitales y la salud, incluyendo al dolor espinal" (1).

Otra revisión sistemática de 2015 observó pruebas para determinar si la postura de la columna torácica está asociada al dolor, rango de movimiento y función en el hombro. Las principales conclusiones del trabajo fueron:

•    La cifosis torácica es muy similar en personas con y sin dolor en el hombro.

•    Aunque un mayor rango de movimiento del hombro puede obtenerse mediante una postura torácica erecta, un aumento de la cifosis torácica puede que no sea un coagente clave para el dolor del hombro. (2)

Estos resultados no son ninguna sorpresa, dado que un estudio de 1997 encontró que ninguna, siquiera una, de 427 personas examinadas demostraron una postura de la cabeza en descanso perfectamente alineada con la postura "correcta" postulada en muchos libros y artículos (3). Esto ayuda a explicar porqué, cuando se trata de evaluaciones posturales, nadie jamás "pasa" estas cosas.

Además, es importante tener en cuenta que la técnica comúnmente propuesta para la corrección del tipo anterior de supuestas "desviaciones posturales", o así llamadas 'disfunciones', es "fortalecer los músculos más débiles" y estirar los "músculos más cortos". Bien, una revisión sobre ejercicios de sobrecarga y realineación de la postura encontró que no hay datos objetivos para apoyar el concepto de que el ejercicio dará lugar a cambios en las desviaciones posturales, y es probable que tengan una duración y frecuencia insuficientes como para compensar las actividades de la vida diaria (4).

Además, la investigación sobre la postura escapular ha encontrado que la posición estática de reposo no se correlaciona a patrones pobres de movimiento (5). Según Mike Reinold, uno de los investigadores en el estudio al que se hace referencia, "varios estudios han demostrado que estas asimetrías escapulares son comunes en la población general, por lo que considero mis hallazgos en el atleta de actividades por sobre la cabeza, pertinentes a cualquier población. En mi experiencia estos mismos resultados se producen en otras poblaciones".

CONTENIDO RELACIONADO: Why Smart Trainers Believe Stupid Things: Regression to the Mean (en inglés)


2. Evaluaciones de Movimiento.

Nota: Los tres primeros párrafos de abajo fueron escritos por Jason Silvernail.

Utilizar cualquiera de los varios sistemas de evaluación basados en el movimiento ha avanzado como una manera de descubrir patrones de movimiento pobres que indican un mayor riesgo de lesión. Si bien estos enfoques son bien intencionados, se continúa amontonando evidencia de que estos sistemas de puntuación tienen una capacidad limitada para predecir lesiones (6,7,8) y que una mayor puntuación no necesariamente mejorará el rendimiento atlético (9,10). Los autores a menudo sostienen que existe cierta evidencia de que el uso de una puntuación de corte puede mostrar a aquellos en mayor riesgo de lesiones en el futuro (11,12) pero, persisten los problemas de validez: esencialmente uno no sabe si la puntuación es útil, o si hay otras explicaciones para los resultados de riesgo de lesión en algunos de esos estudios.

Una explicación tal, es que individuos con una lesión actual o reciente (un conocido factor de riesgo para problemas futuros) (13) tienden a puntuar más bajo. Esto significa que es posible que la puntuación más baja sólo identifique un factor de riesgo que ya se conocía.

Ahora, estos sistemas pueden ciertamente utilizarse como una especie de estructura para la prescripción del ejercicio si el cliente, el atleta o el profesional de acondicionamiento y fuerza personalmente está sesgado hacia ellos. Sin embargo, quien decida utilizarlo para este propósito debe hacerlo sin dejar de ser intelectualmente honesto (consigo mismo y con sus clientes y atletas) sobre la realidad de que las revisiones científicas actuales no apoyan fuertemente el uso de estos sistemas como herramientas de predicción o prevención general de lesión. Esto significa no confiarse demasiado acerca de los beneficios que dichos procedimientos proporcionan y, por lo tanto, evitar despreciar a otros profesionales que rechazan estos métodos como, en cierta forma, un valor más bajo de servicio, tal y como algunos postulantes tienden a hacer.

Además, también es importante señalar que distinta evidencia científica ha demostrado que las evaluaciones de movimiento que constan sólo de actividades de baja demanda (por ejemplo, con el peso corporal o de baja carga) puede que no reflejen adecuadamente la capacidad, o el riesgo de lesión, y podrían afectar adversamente las recomendaciones que se realizan para el entrenamiento o rendimiento durante un trabajo que implique mayores velocidades y cargas (14).

CONTENIDO RELACIONADO: Responses to the Top 10 Arguments Against Science-Based Training and Nutrition (en inglés)


3. Ejercicio Correctivo.

Debido a que una orientación y retroalimentación constantes (es decir, coaching) durante la ejecución de un ejercicio es "correctiva" por naturaleza, (ejemplo: decirle a un cliente que evite que sus rodillas cedan cuando hace sentadillas, o hacerle ejecutar a alguien sentadillas mientras empuja contra una mini banda que está alrededor de sus rodillas), muchos profesionales del fitness argumentarán que uno tiene que ser 'correctivo' para ser un entrenador o coach eficaz. Por lo tanto, podríamos argüir que las prácticas de ejercicio correctivo y ejercicio general, fundamentales en el campo del entrenamiento y el acondicionamiento, son, esencialmente la misma cosa. Sin embargo, este es un argumento contraproducente. Por eso, si las prácticas de entrenamiento generales de entrenamiento seguro e individualización en la prescripción del ejercicio son por naturaleza ya "correctivas", no existe ninguna necesidad de que algún entrenador o coach utilice el término "ejercicio correctivo" en primer lugar.

En otras palabras, derrota el propósito de usar el término "ejercicio correctivo" para describir las prácticas que uno reclama como ya inherentes al uso de las prácticas de ejercicios generales que son fundamentales para el profesional del fitness.

El hecho es que el ejercicio correctivo es diferente a las prácticas de ejercicio general que comúnmente son aceptadas como "buen entrenamiento". Aunque las prácticas de ejercicio generales (es decir, prácticas que son fundamentales para el entrenador de fuerza o personal trainer) y las prácticas de ejercicio correctivo utilizan ambas, ejercicios de flexibilidad, ejercicios de fuerza, ejercicios de coordinación, etc., el ejercicio correctivo no se trata demasiado acerca de los ejercicios, se trata de porqué usted prescribe los ejercicios que hace eejcutar. Y es acerca de por qué toma la dirección de programación que toma.

Dicho esto, las prácticas de ejercicio correctivo se basan en el uso de un procedimiento de evaluación formal (es decir, evaluación o exploración) con el fin de identificar las así llamadas "disfunciones" y luego usar intervenciones de ejercicios correctivos especiales en un intento de "arreglar" las supuestas disfunciones que uno cree que ha identificado. Sin embargo, como he cubierto ya antes, los factores en los que quienes proponen el ejercicio correctivo usualmente centran sus prescripciones de ejercicios para la corrección, no son necesariamente problemas que, para empezar, sean necesario corregir: son más probablemente variaciones humanas normales en estructura y función.

Contenido Relacionado: Corrective Exercise: Science vs. Experience: What Anecdotal Evidence Does and Doesn’t Prove (en inglés)


4. Entrenamiento de Fuerza del Núcleo.

En 2015 una revisión y metanálisis sistemático concluyó que, "la fuerza muscular del núcleo sólo juega un papel menor en la condición física y el rendimiento deportivo en individuos entrenados". Los autores del artículo declararon que, "la fuerza muscular del núcleo parece ser eficaz en aumentar la fuerza muscular del tronco y ha sido asociada sólo con ganancias limitadas en la condición física y el rendimiento deportivo medidas en comparación con sin entrenamiento del núcleo, o con solamente entrenamiento regular" (15).

Ahora, esto ciertamente no significa que la musculatura del núcleo no sea un área importante de entrenar. Si ese fuese el caso yo nunca hubiese producido mi curso  Core Training: Facts, Fallacies & Top Techniques (descarga digital en inglés). Simplemente significa que el beneficio que el fortalecimiento de los músculos del núcleo tiene sobre el rendimiento a menudo es malinterpretado y exagerado por muchos entrenadores y preparadores físicos. Por lo tanto, si bien aún deben incluirse ejercicios de entrenamiento del core como un componente de su entrenamiento, no hay necesidad de ver o tratar a los ejercicios de entrenamiento del núcleo como a un aspecto de la programación que requiera ningún tipo especial de énfasis.

vps_ct_mm_v2-300x265

Por cierto, las sentadillas y los pesos muertos trabajan como el diablo los músculos posteriores del núcleo, pero la investigación demuestra que no activan muy eficazmente los músculos anteriores del núcleo (abdominales y oblicuos). Por lo tanto, las sentadillas y los pesos muertos no deben ser utilizados para reemplazar a los ejercicios dirigidos a la activación de los músculos anteriores del núcleo (abs y oblicuos), sino que se deben utilizar en conjunción con ellos.

CONTENIDO RELACIONADO: Core Confusion: The Truth About Squats and Deadlifts (en inglés)


5. Entrenamiento de la Estabilidad del Núcleo.

Aunque muchos agentes de la salud indican que 1) el dolor lumbar es un problema multidimensional, socio-económico de la salud pública con casi el 85% de los pacientes siendo diagnosticados con "dolor lumbar no específico" (DLNE) y admitirá fácilmente que 2) el tratamiento del dolor lumbar crónico (DLC) (una alta recurrencia de dolor de espalda lleva a la cronicidad) es complicado, ya que ningún diagnóstico ni enfoque de tratamiento específico ha demostrado ser absolutamente eficaz; muchos médicos prescriben a menudo ejercicios de control motor (estabilización espinal) casi universalmente a las personas con problemas de dolor de espalda.

Un ensayo controlado aleatorizado de 2005 de pacientes con dolor de espalda inespecífico subagudo y crónico, comparó un tratamiento de ejercicio general con una combinación de ejercicios generales y un tratamiento con ejercicios de estabilización espinal. Los resultados de este estudio arrojaron que un programa general de ejercicios reduce la incapacidad a corto plazo (es decir, inmediatamente después del tratamiento) en mayor medida que un enfoque mejorado de ejercicios de estabilización en pacientes con DLNE recurrente. Y no se encontraron diferencias en otros resultados o puntos temporales de seguimiento. Por lo tanto, los ejercicios de estabilización no parecen ofrecer un beneficio adicional a los pacientes con dolor subagudo o crónico de espalda que no posean signos clínicos que sugieran la presencia de inestabilidad de la columna. (16)

Además, dos estudios (ambos de 2016) que utilizaron un programa de ejercicios a medida, versus uno de ejercicios generales para un subgrupo de pacientes con dolor de espalda y deterioro del control de movimiento (es decir, a grupos de pacientes con un patrón compartido de diagnóstico o pronóstico que podría beneficiarse de las intervenciones de ejercicios específicos de control motor). Ambos estudios hallaron que el ejercicio de control motor y el ejercicio general parecen ser igualmente eficaces en el subgrupo de pacientes. La incapacidad en los pacientes con dolor lumbar se redujo considerablemente con ambas intervenciones. (17,18)

Ahora, las siguientes palabras de los investigadores de uno de estos estudios son muy importantes de modo que los profesionales del fitness le presten especial atención:

"Es posible que el tipo de tratamiento de ejercicio sea menos importante que lo que previamente se presumía; que el paciente sea guiado a una vida consistente de ejercicio a largo plazo es lo más importante. Los resultados de nuestro estudio apoyan hallazgos anteriores de que el ejercicio en general, independientemente del tipo, es beneficioso para los pacientes con DLNE".

El GRAN punto aquí es que los entrenadores personales y los entrenadores de fuerza necesitan no ser vacilantes en centrar su programación en el uso de ejercicios generales que se adapten a la capacidad, perfil y objetivos del individuo. Por desgracia, muchos profesionales del fitness que no conocen los beneficios que el ejercicio general presenta sobre la espalda baja, a menudo terminan haciendo que su proceso de entrenamiento, sus programas se traten más de jugar el juego de la terapia del ejercicio correctivo. Por lo tanto, no se realiza ni de cerca bastante entrenamiento real de fuerza y acondicionamiento con el fin de crear el tipo de efecto de entrenamiento necesario para lograr los objetivos de salud, de fitness o de rendimiento físico para los que los clientes y los atletas le pagan (e invierten su tiempo y confianza) para conseguir.


Referencias:

  1. Christensen ST, Hartvigsen J. Spinal curves and health: a systematic critical review of the epidemiological literature dealing with associations between sagittal spinal curves and health. J Manipulative Physiol Ther. 2008 Nov-Dec;31(9):690-714.
  2. Barrett E, et al. Is thoracic spine posture associated with shoulder pain, range of motion and function? A systematic review. Man Ther. 2016 Dec;26:38-46.
  3. Grimmer K. An investigation of poor cervical resting posture. Aust J Physiother. 1997;43(1):7-16.
  4. Hrysomallis C, Goodman C. A review of resistance exercise and posture realignment. J Strength Cond Res. 2001 Aug;15(3):385-90.
  5. Seitz AL, et al. No effect of scapular position on 3-dimensional scapular motion in the throwing shoulder of healthy professional pitchers. J Sport Rehabil. 2012 May;21(2):186-93.
  6. McCunn R et al. Reliability and Association with Injury of Movement Screens: A Critical Review. Sports Med. 2016 Jun;46(6):763-81
  7. Dorrel BS et al. Evaluation of the Functional Movement Screen as an Injury Prediction Tool Among Active Adult Populations: A Systematic Review and Meta-analysis. Sports Health. 2015 Nov-Dec;7(6):532-7
  8. Kraus K et al. Efficacy of the functional movement screen: a review. J Strength Cond Res. 2014 Dec;28(12):3571-84
  9. Parchmann CJ and McBride JM. Relationship between functional movement screen and athletic performance. J Strength Cond Res. 2011 Dec;25(12):3378-84
  10. Okada T et al. Relationship between core stability, functional movement, and performance. J Strength Cond Res. 2011 Jan;25(1):252-61
  11. Bonazza NA et al. Reliability, Validity, and Injury Predictive Value of the Functional Movement Screen: A Systematic Review and Meta-analysis. Am J Sports Med. 2016 Apr 29
  12. Bushman TT et al. The Functional Movement Screen and Injury Risk: Association and Predictive Value in Active Men. Am J Sports Med. 2016 Feb;44(2):297-304
  13. Zambraski EJ, Yancosek KE. Prevention and rehabilitation of musculoskeletal injuries during military operations and training. J Strength Cond Res. 2012 Jul;26 Suppl 2:S101-6.
  14. Frost DM, et al. The Influence of Load and Speed on Individuals’ Movement Behavior. J Strength Cond Res. 2015 Sep;29(9):2417-25.
  15. Prieske O, et al.The Role of Trunk Muscle Strength for Physical Fitness and Athletic Performance in Trained Individuals: A Systematic Review and Meta-Analysis. Sports Med. Sports Med. 2016 Mar;46(3):401-19.
  16. Koumantakis GA, et al. Trunk muscle stabilization training plus general exercise versus general exercise only: randomized controlled trial of patients with recurrent low back pain. Phys Ther. 2005 Mar;85(3):209-25.
  17. Gauri A Gondhalekar, et al. Reliability and Validity of Standing Back Extension Test for Detecting Motor Control Impairment in Subjects with Low Back Pain. J Clin Diagn Res. 2016 Jan; 10(1): KC07–KC11.
  18. Saner J, et al. A tailored exercise program versus general exercise for a subgroup of patients with low back pain and movement control impairment: Short-term results of a randomised controlled trial. J Bodyw Mov Ther. 2016 Jan;20(1):189-202.


Acerca del Autor.

El entrenador Nick Tumminello es el dueño de Performance University International, que proporciona entrenamiento de fuerza y acondicionamiento híbrido para los atletas y programas de formación de profesionales para facultativos del fitness de todo el mundo.

Como educador, el entrenador Nick es conocido como “Entrenador de Entrenadores” por sus innovadores conceptos de entrenamiento sobre fitness híbrido y por su capacidad de proporcionar soluciones simples, honestas y de aplicación inmediata a los problemas comunes que enfrentan los profesionales del fitness. Se ha presentado en conferencias internacionales de fitness en Islandia, China y Canadá. Y, también es un destacado presentador regular en eventos y clubes de fitness en todo los EE.UU. Nick también realiza talleres y programas de tutoría en vivo en su ciudad natal, Fort Lauderdale Fl. Además, Nick ha producido 12 + DVD de instrucción, que se han vendido en todo el mundo – 6 DVDs de Taller de Aprendizaje Saludable, y es proveedor de la CCA / CEU para ACE y NASM.

Como Coach / Entrenador, Nick trabaja con un selecto grupo de clientes que van desde culturistas y modelos, a luchadores profesionales y jugadores de la NFL, a guerreros de fin de semana y entusiastas del ejercicio de todas las edades. Nick también se desempeña como entrenador de acondicionamiento para el Ground Control MMA Fight Team y como el experto de entrenamiento de fitness híbrido para el Team Jaco Clothing. Además, el entrenador Nick es un maestro instructor para PowerMax 360, RedCord & The Core Bar.

Como autor, artículos de Nick han aparecido en más de 30 revistas principales de salud y bienestar y es un colaborador habitual de: Men’s Health, Men’s Fitness, Oxygen, Maximum Fitness, REPS, Muscle Mag, Status, Train Hard-Fight Easy, Fighters Only and FIGHT! El entrenador Nick es también un contribuyente destacado en varios sitios web populares de entrenamiento físico que incluye: LiveStrong.com, Bodybuilding.com, WannaBeBig.com y T-nation.com. Él ha aparecido en dos New York Times con libros de ejercicios más vendidos, en la primera página de Yahoo.com y Youtube.com, así como en el Manual de ACE del Personal Trainer: Cuarta edición. Nick también escribe un blog muy popular entrenamiento físico híbrido en NickTumminello.com.

Traducido por Juan Ignacio Arenillas con autorización del autor.

Imagen de Portada por Daniel Chandranayagan vía Flickr: https://www.flickr.com/photos/dmc73/9871675923/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *