Cómo Beneficiarse del Sobreentrenamiento Planificado.


Uno de los mayores debates que siempre surge cada tanto entre entrenadores y preparadores físicos es el tema de la recuperación. Algunos dicen que usted necesita castigarse a sí mismo semana tras semana y siempre aumentar su capacidad de trabajo, simplemente haciendo más, más, y más trabajo en el tiempo. Otros en el campamento del HIT (alta intensidad) destacan la recuperación con un mantra que dice: “menos es siempre más”. Entonces, ¿quién tiene razón? ¿Va a obtener mejores resultados castigándose constantemente hasta caer al suelo o le dejará ese enfoque crónicamente sobreentrenado? ¿Es ese sobreentrenamiento quizá una cosa buena? ¿¿O va a obtener mejores resultados estando sentado en su trasero 5 días de cada 7 y atacando a sus entrenamientos con ferocidad cuando lo hace?? ¿¿O será que ese enfoque lo tendrá por debajo del umbral de entrenamiento y tan inactivo que acumulará grasa suficiente para hacer que Warren Sapp se parezca a un modelo de GQ??

Bueno, primero vamos a definir algunos términos. Lo que la mayoría de nosotros llamamos sobreentrenamiento es en realidad sobre-solicitación. El sobreentrenamiento es más como una enfermedad, que como un estado temporal. Para el 95% de nosotros, “sobre-solicitación” es a lo que realmente estamos haciendo referencia cuando decimos sobreentrenamiento.

Sobre-solicitación: es empujarse a sí mismo a un estado leve de fatiga con su entrenamiento. A veces se produce una regresión en el rendimiento durante un período de sobre-solicitación, sin embargo, el rendimiento rebota de nuevo muy rápidamente, por lo general por encima de su nivel anterior, con un breve período de descanso o de bajo volumen (dentro de días). Puede ser bueno o malo dependiendo de cómo lo usa.

Sobreentrenamiento: se produce cuando se sobre-solicita de forma crónica durante meses o años. Esto conduce a una regresión en el rendimiento que puede tardar meses en recuperarse y se asocia con múltiples y a veces permanentes perturbaciones endócrinas. Aunque hay algunos atletas que están crónicamente sobreentrenados y no se dan cuenta (me vienen a la mente corredores de distancia, culturistas, y algunos jugadores de baloncesto), la mayoría de los atletas no llegan a un verdadero estado de sobreentrenamiento.

Otro término importante es el de Sub-solicitación.

Sub-solicitación: se produce cuando intencionalmente se lo “toma con calma”. Esto es como quitar intencionalmente el pie del acelerador en su entrenamiento. También puede ser bueno o malo dependiendo de cómo usted lo hace.

Ahora vamos a empezar con algunas afirmaciones fundamentales. En primer lugar, permítanme decir que a partir de mis observaciones, la razón por la que mucha gente entrena duro y constante y no hace las ganancias que sienten deben hacer, es porque pasan demasiado tiempo sobre-solicitando y no el suficiente tiempo sub-solicitando. Note que dije aquí “los que entrenan duro y consistente”. Esta declaración no se aplica a menos que se entrene tanto duro como consistentemente.

A continuación, permítanme decir que si tiene que elegir, usted casi siempre estará mejor sub-solicitando que sobre-solicitando a menos que realmente sepa lo que está haciendo. Con esos comentarios, probablemente piense que sobre-solicitar es una cosa mala, mala, MALA. Bueno, en realidad es todo lo contrario. La sobre-solicitación planificada puede ser una cosa muy buena. Nótese que dije “a menos que sepa lo que está haciendo”. Esto es lo que tengo la intención de ayudarle a hacer en este artículo.


Recuperación y Supercompensación.

La recuperación puede ser definida como – recuperar lo perdido – sin embargo, para el atleta esto no es suficiente, ya que sólo le devuelve al punto de partida. La adaptación puede ser definida como el proceso de ajuste a largo plazo a un estímulo específico. Este proceso de adaptación puede incluir el ajuste en un número de factores tales como la fisiología, la psicología y la mecánica del atleta. Estas alteraciones pueden, en última instancia, conducir a un mejor desempeño, lo que representa un objetivo más satisfactorio. Entrenamos para obtener aptitud física. Queremos saltar más alto, correr más rápido, ser más fuertes, correr durante más tiempo, etc. Con el fin de ponerse en forma hay que estimular un poco el cansancio para que nuestro cuerpo se adapte. Debemos esforzarnos más allá de nuestros límites durante una parte del tiempo: lo que es fatigarnos. Vamos a pensar en un ciclo de entrenamiento por un “período” de 30-60 días de entrenamiento. Todo buen entrenamiento periodizado responde a esta pregunta: ¿Cuál es la cantidad óptima de fatiga a inducir en el transcurso del próximo ciclo de entrenamiento con el fin de optimizar la condición física que resulta de ello?

Ejemplo.

En otras palabras, si quiero correr más rápido y saltar más alto en 30 días a partir de ahora, ¿qué tan cansado debo volverme esta semana y la próxima semana para que cuando me vuelva a testear en 30 días, pueda correr más rápido y saltar más alto? En igualdad de condiciones, si no hago ningún entrenamiento (suponiendo que no estoy en un estado de sobre-solicitación) entonces probablemente no mejoraré en absoluto y, de hecho, puedo volver a caer. Por otro lado, si hago ejercicio todos los días e intensamente y sigo añadiendo volumen, también estaré propenso a irme hacia atrás.

Así que debe haber una mezcla óptima tanto de fatiga o sobre-solicitación (para mejorar) y de descanso o sub-solicitación, de modo que pueda ver las ganancias derivadas de la sobre-solicitación que ha hecho. Demasiada sub-solicitación y usted no conseguirá los resultados que desea, porque usted no ha forzado su cuerpo a adaptarse; demasiada sobre-solicitación y no obtendrá resultados, porque su cuerpo estallará.

El resto de este artículo es acerca de cómo resolver este rompecabezas y determinar cómo sobre-solicitar inteligentemente al comienzo de un ciclo de entrenamiento, sub-solicitar al final de un ciclo, con el fin de impulsar los resultados generales de cada ciclo de entrenamiento.


Camine o Corra, Pero No Haga Ambas Cosas.

El punto básico que quiero marcar en este artículo es que usted o bien debe entrenar ya sea un poco más difícil que lo que le hace sentir cómodo, o un poco menos de lo que cree que debería. Esta es una implementación del modelo de la teoría de los 2 factores de estrés y adaptación. Vamos a hablar un poco sobre la teoría de los 2 factores.

Los 2 factores representan la relación entre la fatiga y la aptitud física. Un factor es la aptitud el otro factor es la fatiga.

La Teoría de los 2-factores es un modelo de adaptación al estrés que basa un plan de entrenamiento en torno a las relaciones a largo plazo entre el estrés y la fatiga.

Cuando entrena, acumula tanto fatiga como aptitud. Esta observación es sí misma debe ser digna de un premio nobel. No obstante, de lo que muchas personas no se dan cuenta es que la fatiga que se acumula a lo largo de un mismo ciclo de entrenamiento “enmascara” las ganancias de aptitud física que se realizan. Sin embargo, la aptitud persiste alrededor de 3 veces más que la fatiga. Esto significa que cuando todos los rastros de fatiga se han ido de una sesión de ejercicio o de un ciclo de entrenamiento, la aptitud adquirida persistirá durante 3 veces más tiempo que la fatiga. Es por eso que la mayoría de la gente hace ganancias cuando se toma unos días de descanso de vez en cuando. Lo que quiero hacer es mostrarle cómo hacer este proceso predecible.

Antes de entrar en la forma de aplicar la teoría de los 2 factores, primero tiene que entender la teoría de un factor.

La teoría de un factor es el modelo de adaptación básico al estrés que se enseña generalmente en la escuela secundaria, el culturismo, y es el modelo “grand de jour” utilizado para explicar el entrenamiento de alta intensidad. Con esta teoría nos fijamos en la capacidad física como uno de los factores a corto plazo. Usted carga, recupera, carga, recupera: siempre recupera plenamente antes de cargar de nuevo.

supercompensationcurveEl inconveniente con este enfoque es que queda el problema de la sincronización de los entrenamientos para que se correspondan con la ola de la supercompensación. Cualquier cosa, tarde o temprano conducirá a un mal entrenamiento. Otro problema es que sólo existe una cierta cantidad de estrés sistémico que puede ser lanzada sobre el cuerpo en un entrenamiento. Si usted prolonga el período de duración del estrés (carga y fatiga) en el cuadro anterior por días o semanas, en lugar de un solo entrenamiento, usted aumenta el estrés en general. Por lo tanto, siempre y cuando no permita que tenga lugar una recuperación después de una carga prolongada, usted aumenta también la altura de la curva de supercompensación.


Más sobre la Teoría de los 2 Factores.

Usted, a menudo entrenará aquí de acuerdo con la teoría de los 2 factores, llamada de muchas maneras diferentes. Oirá que se llama carga concentrada, carga / descarga, carga tipo escalonada, o cualquier otro número de cosas. No es nada lujoso y la mayoría de ustedes probablemente ya lo estén usando en algún grado.


Comparando el Enfoque de Un Solo Factor con un Enfoque de 2 Factores.

Comencemos comparando un enfoque de entrenamiento “de un factor” con un enfoque “de 2 factores”. Contamos con 2 programas de entrenamiento de cuatro semanas. Uno que llamaremos “A” y que será el enfoque de un solo factor. El otro que llamaremos “B” y es el enfoque de 2 factores. Así es como se ven:

A: Aquí entrenamos según la curva de supercompensación tradicional. Entrenamos, luego nos recuperamos completamente, entrenamos, entonces recuperamos totalmente etc. Digamos que entrenamos una vez cada 4-5 días y nos recuperamos completamente entre entrenamientos durante 4 semanas.

B: Aquí entrenamos duro durante las primeras 3 semanas, tres veces por semana para no estar nunca jamás por completo recuperado de ningún entrenamiento. Luego, en la cuarta semana entrenamos sólo una o dos veces, toda la semana a baja intensidad y bajo volumen. Durante la cuarta semana estamos permitiendo que la fatiga se disipe para que podamos mostrar la aptitud física que hemos adquirido durante las 3 semanas de entrenamiento anteriores. Durante esta semana de baja intensidad / baja frecuencia, los indicadores fisiológicos que estimulamos las 3 semanas previas “rebotan” de nuevo, y por encima de donde estaban antes.

Okay. Ahora bien, si usted tuviera que comparar estos 2 esquemas encontraría que la versión B realmente logrará mayores ganancias en particular con atletas intermedios y avanzados; esto es, siempre y cuando los atletas estén en un estado bien descansado antes de iniciar el bloque de 4 semanas de entrenamiento. La homeostasis se ve perturbada y prolongada durante el período de carga de 3 semanas. Aunque no vamos a ver una gran cantidad de avances durante esta fase de 3 semanas en sí misma, cuando retiramos el volumen durante el período de carga reducida, los indicadores funcionales luego repuntarán de nuevo por encima de la línea de base. El último “rebote”, o aumento de rendimiento, en el esquema B será mayor que la suma de rebotes más pequeños del esquema A.

Así que lo que estamos haciendo es desarrollando fatiga y aptitud mediante una ligera sobre-solicitación y luego dar marcha atrás sobre el cansancio mediante una sub-solicitación. Nada muy complicado al respecto.


La Mayoría de los Atletas que Ya Están Aplicando la Teoría de los 2 Factores Podrían Beneficiarse Mediante “Sub-Solicitar” por un Tiempo.

Okay. ¡Ahora lo importante a destacar es que la mayoría de los atletas ya están sobre-solicitando un poco a pesar de que no se dan cuenta! Nunca permiten que la recuperación se lleve a cabo y algunos no se han recuperado totalmente en años. Los jugadores de baloncesto están entre los peores aquí. Ellos nunca se recuperan a diario, nunca permiten que la recuperación tenga plenamente lugar y, por consiguiente, no hacen ganancias debidas a la sobre-solicitación crónica. Por lo tanto, casi siempre empiezo con más de recuperación con los atletas para que puedan permitir que todo el cansancio que han estado a acumulando durante sus meses o años de entrenamiento anteriores se disipe.

También es importante darse cuenta que la recuperación no tiene que ser “completa” entre sesiones de entrenamiento para que uno experimente ganancias. La gente rara vez está 100% completamente recuperada, pero aún obtiene ganancias. Los atletas en la mayoría de los deportes siempre están experimentando un cierto nivel de fatiga constante. Lo que quiero hacer es maximizar los beneficios que usted puede conseguir mediante la manipulación intencionada de la relación entre fatiga y aptitud.


Creando Intencionalmente Una Regresión en el Rendimiento.

La magnitud de la recuperación incompleta que usted crea durante un período de carga variará. De hecho, la práctica de la carga “shock” concentrada  es efectuada en muchos países para diferentes deportes. En una fase tradicional de carga concentrada, el objetivo ES simplemente llevar al cuerpo a un estado de sobre-solicitación en el que el objetivo real del entrenamiento es una DISMINUCIÓN en el rendimiento. Aquí se puede usar una carga primaria de cualquier énfasis (trabajo de fuerza, trabajo de velocidad, saltos, etc.)

Cuanto más bajo cae el rendimiento durante el período de carga (dentro de los límites aceptables de un 10-15% o algo así), más aumentará el rendimiento durante el período de descarga. No recomiendo cargar intencionadamente hasta un punto en el que el rendimiento cae notablemente debido al riesgo de lesiones, pero usted aún puede incorporar y beneficiarse de una versión menos intensa de un proceso similar.


¿Cómo Puede Aplicar y Beneficiarse de Una Sobre-Solicitación Planificada?

El principio básico, es que en lugar de mirar siempre a cada entrenamiento como una sesión “fatigante” independiente, seguida de una sesión de “recuperación” separada de un día o dos de descanso, comience a pensar en términos de semanas. En otras palabras, usted tiene una, dos o tres semanas que son “fatigantes”. Piense en este período de tiempo de la misma manera en el que algunas personas piensan en una sesión de entrenamiento. Usted acumula cansancio todo el tiempo, nunca se recupera “completamente”. Puede que usted obtenga ganancias, pero nunca está realmente completamente recuperado. Entonces usted tiene otra semana o dos en las que se entrena con una frecuencia, volumen o intensidad reducida y permite que la recuperación tenga lugar. Estoy a favor de mantener la intensidad bastante alta, cortando el volumen por lo menos a la mitad y bajando ligeramente la frecuencia. En cualquier caso, el estrés general de entrenamiento es inferior.

El principal beneficio de la fase de mayor volumen no son las ganancias que usted hace en él, sino las ganancias que usted hace cuando se pasa a una fase de menor volumen.


Acumulación e Intensificación.

También puede alternar entre ciclos de recuperación incompleta vs completa, lo que a menudo se llama acumulación / intensificación. La versión A que describí anteriormente (entrenamiento con recuperación total), trabajará maravillosamente durante la transición de un período de aumento de la carga. En otras palabras, acumule fatiga y entrene con frecuencia por un tiempo y luego haga la transición a un período de tiempo donde entrena con recuperación plena entre sesiones. Digamos que entrena 3 veces por semana durante 3-4 semanas y luego una vez cada 4 días durante 4 semanas. Sus ganancias estarán fuera de este mundo durante la segunda fase, ya que ha elevado su capacidad de adaptación en la primera fase. Eso funciona muy bien.

Ejemplos.

Hay muchas maneras en las que podemos incorporar un esquema de carga / descarga. En su nivel más básico, un período de carga de 2 o más entrenamientos consecutivos será seguido por un período de descarga de uno o más días. Un ejemplo de esto es un simple esquema de “bloque de carga” a menudo practicado por los atletas de resistencia, que también puede ser utilizado con éxito por otros. De hecho, este es un esquema utilizado en muchos deportes de equipo universitario. Aquí podríamos entrenar duro con pesas, sprints, plios, etc. los lunes, miércoles, y viernes y hacer acondicionamiento el martes y el jueves. Luego descansamos completamente el sábado y domingo. Para el viernes el atleta estará desgastado y el rendimiento muy bien pudo haber retrocedido en el transcurso de la semana. Sin embargo, al tener 2 días libres consecutivos (sábado y domingo), permitimos que un montón de esa fatiga se disipe. Por lo tanto, el cuerpo supercompensa y el atleta entra el lunes con mayor capacidad; aunque más no sea por unas semanas.

En términos generales, más de 3-4 semanas de carga consecutiva fallará en lograr ganancias, a menos que se inserte un período de descarga de una semana. El cuerpo tolera 3 de tales bloques de carga / descarga de 3/1, antes de que un período más largo de recuperación sea necesario. Esto significa que haríamos 3 ciclos consecutivos de 3/1 antes de tomarnos 2-3 semanas de entrenamiento a una menor intensidad.


¿Debo Buscar Una Regresión en el Rendimiento?

La intensidad del período de carga puede variar también. Durante los períodos de carga está bien que algo de regresión tenga lugar, pero no más del 10%. Esto significa que si su salto vertical es de 75 centímetros, puede entrenarse para una disminución de 7,5 centímetros y, para cuando se recupere plenamente, va a rebotar por encima de los 75 cm. Lo mismo va para su fuerza etc. Recuerde, cuanto mayor es la disminución de la función, mayor es el repunte por encima de la línea de base durante el período de descarga. Hay, sin embargo, una advertencia aquí. Cuanta más regresión tiene lugar, más largo tendrá que ser su periodo de descarga. Si entrena hasta el punto de una gran regresión (10%), necesitará de unas 2 semanas en lugar de un período de descarga de 1 semana.

Ejemplos específicos:

He aquí un ejemplo de un ciclo de acumulación / intensificación para las sentadillas. Esta es la vieja rutina de 5 x 5 primero escrita por Bill Starr y popularizada por Glenn Pendlay. Aquí entrenamos sentadillas 3 veces por semana durante 4 semanas y luego dos veces a la semana durante 4 semanas.

Fase Volumen 4 semanas – Período de Descarga 1 semana – Fase de Intensidad 4 semanas. Las series y repeticiones para la fase de intensidad están entre paréntesis.

Lunes:
Sentadillas 5×5 (3×3)
Banca 1×5 (1×3)
Remo 1×5 (1×3)

Miércoles:
Sentadillas 5×5 con 15-20% menos que el lunes (bajar este levantamiento)
Peso Muerto 5×5 (3×3)
Militar 5×5 (3×3)
Dominadas 5×5 (3×3)

Viernes:
Sentadillas 1×5 (1×3)
Banca 5×5 (3×3)
Remo 5×5 (3×3)

Fase de volumen – Semanas 1-4:

Utilice 5 series de 5 repeticiones con el mismo peso de trabajo para todas las series. Aumente los pesos semana a semana y trate de establecer récords en las semanas 3 y 4. Para ejercicios que hace dos veces a la semana tiene un día separado en el que realiza una sola serie de 5 repeticiones con el objetivo de establecer récords en la tercera y cuarta semana para su mejor serie de 5. No comience con los pesos demasiado altos. Baje el peso si es necesario, pero consiga las series y repeticiones, excepto cuando está buscando récords.

Semana de Descarga – Semana 5:

En la semana 4 haga bajar el entrenamiento de sentadilla del miércoles, comience a utilizar el esquema de Intensidad de series / rep (entre paréntesis), y mantenga el peso igual que en la semana pasada en la fase de volumen.

Fase de Intensidad – Semanas 6-9:

Todo es con el mismo principio, excepto que utiliza 3×3 y 1×3 para establecer récords en las semanas 8 y 9. No hay sentadillas el día miércoles. El aspecto importante de esta fase es que el peso aumenta. Si usted está tan quemado que necesita un día más aquí y allá está bien. Si usted no puede hacer todo el trabajo, está bien también. Sólo manténgase aumentando el peso semana a semana.


Ejemplo de Una Fase de Volumen en Transición Hacia la Fase de Intensificación para un Jugador de Fútbol Americano.

He aquí una configuración que utilicé recientemente para un atleta que se prepara para varias pruebas de fútbol y combinadas. Sus niveles de fuerza corporal del tren inferior estaban más que adecuadamente en su lugar, pero él venía de una fase de aumento de masa y necesitaba un poco de trabajo específico de velocidad en campo, quería perder un poco de grasa, y tenía que aumentar su fuerza del tren superior del cuerpo.

Fase I: alto volumen / alta frecuencia.

Esta fase consistió en 2 x 3 esquemas consecutivos de 3 semanas de carga / 1 semana de descarga. La parte de carga se veía algo así:

Lunes- AM: salidas, sprints cortos, ejercicios de agilidad, ejercicios específicos de posición – ~ 500 metros totales. PM: Pesas: 3 x 3 con 80% en sentadillas, PMR.

Martes- Acondicionamiento: 15 x 100m con intervalos de descanso de 30 segundos.

Miércoles- AM: Driles de velocidad-plio- saltos en profundidad 4-6 series / 1 dril de agilidad específico a la posición / 4 series de sprints a piernas rectas / 4 series de 60 metros en progresión- PM: Entrenamiento de Fuerza Máxima para el tren superior del cuerpo, principalmente en el press de banca.

Jueves- Acondicionamiento: 15 x 100m con intervalos de descanso de 30 segundos.

Viernes-AM: Técnica de salida, sprints de máxima velocidad y 20s volando, driles de agilidad, driles de agilidad específicos a la posición – 500 metros en total. PM: Entrenamiento de fuerza – Cargada- 3 x 3 85% / Sentadillas 3 x 3 85% / Glúteo Isquios- 3 x 3

Sábado- AM: Técnica de agilidad, acumulaciones, fuerza resistencia del tren superior centrada en el press de banca.

Domingo-Off

Él seguirá así durante 3 semanas y luego descargará durante 1 semana. El período de descarga consiste en la mitad del volumen de trabajo en el campo el lunes y el viernes y la eliminación del  trabajo de plio, velocidad, agilidad del miércoles.

Después de 6 semanas de entrenamiento, era obvio para mí que había conseguido todo lo que se puede obtener de este régimen. Él parecía un poco quemado y se quejaba de dolor en las articulaciones. Yo sabía que esto sólo significaba que estaba un poco sobre-solicitado y su rendimiento se recuperaría a lo grande una vez que haga la puesta a punto en una fase de menor volumen. Él siempre ha sido capaz de transferir la capacidad funcional a la capacidad técnica. Por experiencia sabíamos que, como va su salto vertical, así va todo lo demás, y como van su press de hombros y press inclinado, lo mismo ocurre con su press de banca. Terminamos bajando drásticamente el volumen total del tren inferior. En el tren superior lo tuvimos lejos del press de banca por un tiempo y trabajamos en sus puntos débiles. La rutina terminó pareciéndose a esto:

Fase II – Intensificación de Bajo Volumen.

Sesión 1-TI
Saltos en profundidad, triple parado, saltos al banco a una pierna, – 4-6 series x 3-5 repeticiones cada una.

Sesión 1-TS
Press inclinado C/MC, Remo, Tríceps pesado, delt posterior – 4-6 series x 5-8 repeticiones cada una.

Sesión 2-TI
En la pista con progresiones de 60 m hasta el 90%, 50 m de rebotes, saltos de vallas laterales, carreras en cuclillas x 10 segundos. 4-6 sets de cada una.

Sesión 2-TS
Press C/Impulso o Segundo Tiempo, Dominadas, Bíceps, Tríceps- 4-6 series de 3-8 repeticiones cada una.

Configuración.

Sesión 1 TI

Descanso

Sesión 1 TS

Descanso

Sesión 2 TI

Descanso

Sesión 2 TS

De este modo, él obtuvo 4 días de descanso entre entrenamientos de parte corporal y 8 días entre sesiones similares. Esto le permitió una recuperación casi completa y fue capaz de establecer récords casi en cada entrenamiento durante un largo período de meses que coincidieron perfectamente con el momento de sus entrenamientos y pruebas. También se utilizó EMS en las piernas para mantener su fuerza. Es importante tener en cuenta que los beneficios de esta fase no fueron derivados de esta fase en sí, sino que se hicieron y prepararon también en las fases previas.


Conclusión.

Estos son un par de ejemplos de cómo organizar las cosas. Esperemos que usted pueda empezar a aplicar algunas de estas ideas en su entrenamiento. Manténgase en sintonía para un futuro artículo sobre el mismo tema, en el que voy a cubrir cómo estimular esta misma adaptación con sólo integrar patrones cíclicos de alimentación.

-Kelly


Acerca del Autor.

Kelly Baggett es propietario del sitio web www.higher-faster-sports.com. Hace más de 17 años comenzó en el deporte de competición de motocross, luego pasó a las artes marciales y ya a la edad de 15 años había desarrollado el deseo de jugar al baloncesto y el fútbol. Sin embargo sus pocas dotes atléticas hicieron que se dedicará también no solo al entrenamiento, sino a su propia educación y en el camino ha acumulado mucho conocimiento el cual finalmente le hizo alcanzar casi todas sus metas deportivas y más. A la edad de 21 se convirtió en un entrenador certificado especializado en rendimiento deportivo. Su misión hoy es la de recabar información innovadora en la búsqueda de la creación de atletas superiores, en concreto, atletas con increíble potencia y explosividad. Kelly es autor de tres libros “Vertical Jump Development Bible”, “The Ultimate No-Bull Speed Development Manual” y “The No-Bull Muscle Building Plan”.


Traducido por Juan Ignacio Arenillas con autorización del autor.

Imagen de Portada por Singapore 2010 vía Flickr: https://www.flickr.com/photos/singapore2010/4913765718

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *