¿La Especificidad Nos Está Matando?


Derek M. Hansen
www.StrengthPowerSpeed.com
@DerekMHansen

En las últimas semanas he estado preparando una nueva presentación sobre el desarrollo de la velocidad basada en mi reciente capítulo para High Performance Training for Sports, un libro integral de entrenamiento editado por David Joyce y Dan Lewindon. La intención del capítulo es identificar los componentes claves necesarios para una transición suave desde el gimnasio a la pista o a la superficie de juego, donde el movimiento de alta velocidad es imprescindible. En el capítulo del libro y mi presentación, discuto sobre la cuestión de la especificidad del entrenamiento y equilibrio este concepto con la necesidad del desarrollo de otras cualidades que indirectamente fomenten la mejora de la velocidad. El reto para el entrenador es hacer un entrenamiento lo suficientemente específico para crear las adaptaciones deseadas de modo de mejorar el rendimiento deportivo. La otra cara del dilema de la especificidad es que una cantidad significativa de entrenamiento general debe integrarse en el plan de forma de asegurar que el atleta tiene una adecuada base de capacidad de trabajo, fuerza y resistencia como para seguir subiendo en la escalera de rendimiento.

He pasado una buena parte de mi vida tratando de determinar las mejores formas de entrenar atletas, evitar lesiones y manejar las lesiones que se producen. A pesar de la continua innovación y avances en el entrenamiento, las lesiones todavía parecen ser más numerosas y, hasta cierto punto, más graves que nunca. Esto es cierto en cada grupo de edad, no sólo en los niveles más altos de rendimiento. Hemos pasado de una época en la que ser un atleta era una actividad a tiempo parcial, recreativa hace más de 50 años, a una época en donde los niños pequeños y sus padres ven el hecho de ser un atleta como una carrera viable a largo plazo. Poner largas horas de trabajo en el desarrollo de las habilidades en la cancha de fútbol, cancha de tenis, montículo del lanzador, gimnasio de gimnasia o campo de prácticas se considera el costo de hacer negocios. Mientras que desarrollo multilateral es presentado como la gracia salvadora para el desarrollo a largo plazo del atleta, la especialización temprana paga, hoy por hoy, las facturas. Y no veo que esto vaya a cambiar por el momento.

En áreas por fuera de los deportes, veo cómo la especificidad ha dado lugar a resultados positivos y resultados negativos. En la extracción de recursos, podemos ver cómo la carrera para extraer a gran escala grandes cantidades de petróleo y gas de la tierra (que conduce a la prosperidad económica) puede resultar en la destrucción del entorno, convirtiendo el paisaje en un desierto post-apocalíptico. La diversificación de las fuentes de energía parece ser una solución mucho mejor. En la educación, el mayor énfasis en la ciencia y la tecnología genera una fuerza laboral altamente capacitada, pero puede afectar negativamente la cultura de una sociedad por la devaluación de las habilidades sociales y de las búsquedas creativas que enriquecen la vida de las personas. Mientras el mundo se está convirtiendo en una sociedad más global e interconectada, todavía existen líneas profundamente tribales que a menudo dan lugar a conflicto, ya sea por diferencias ideológicas, étnicas, o por luchas en la obtención de recursos limitados. ¿Si empezamos a destacar el concepto de especificidad en todos los aspectos de nuestras vidas, habrá una consecuencia importante a largo plazo de este enfoque?

En una nota más ligera, incluso he notado cómo el concepto de especificidad ha impactado en el juego de mis niños. Cuando era un niño en edad de desarrollo, una de las mejores actividades era la de construir con bloques de Lego. Teníamos un gran cubo de piezas de Lego, las que, con un poco de imaginación y duro trabajo, podían transformarse en animales, coches, personas, edificios y hasta pequeñas ciudades. El único límite a su creatividad era cuántas piezas tenía. Sin embargo, en estos días cuando compramos Lego para nuestros hijos, vemos piezas especializadas y sistemas con el producto terminado identificado en la caja. Los niños no ensamblan su proyecto basado en la imaginación y un proceso de ensayo y error, sino siguiendo las instrucciones proporcionadas por el fabricante. Y una vez que el producto final es montado, es puesto en un estante para exhibición o vuelto a poner en la caja original, con las piezas siendo raramente mezcladas con otros juegos por temor a una contaminación cruzada. Mis hijos todavía construyen sus propios proyectos con el apoyo de sus padres, pero me pone triste decir que es una experiencia diferente a la que tuve como joven.

Cuando busca la palabra 'especificidad' en el diccionario, por lo general se describe en el contexto de la biología, la bioquímica o la farmacología como los siguiente:

"Es la relación entre dos sistemas que permite a los miembros de un sistema ejercer un efecto discriminatorio sobre sólo ciertos miembros del otro; implica selectividad de acción y reacción, incluso en ausencia de canales separados de acción de los miembros que reaccionan".

Las dos frases que me saltan son "ejercer un efecto discriminatorio" y "selectividad de acción". En el entrenamiento deportivo, los entrenadores siempre están buscando actividades que parecen un movimiento o acción en su deporte. Esperan encontrar un simulacro o ejercicio que "ejerza un efecto discriminatorio" en el atleta y lo transforme en un jugador superior, o por lo menos que mejore una habilidad o cualidad individual de ese atleta. En muchos sentidos, ellos esperan una ejercitación 'específica' para transferir directamente mayor habilidades y destrezas, al igual que muchos atletas creen que usar suplementos deportivos, como se indica en la caja, los transformará en mejores atletas. Aquellos de nosotros que hemos estado en deportes durante un largo periodo de tiempo, particularmente trabajando con atletas en deportes individuales como ciclismo, natación, atletismo y halterofilia, entendemos que esas relaciones directas son lejanas y pocas entre sí, y que la acumulación de trabajo en varios elementos de entrenamiento y ejercicios debe ser cuidadosamente formulada y aplicada.

Uno de mis ex entrenadores becarios, que trabaja actualmente en otra Universidad me dijo que cierto entrenador de deporte no quería que sus atletas hagan sentadillas con pesas en su programa de fuerza. El entrenador sostenía que las sentadillas con pesas estaban lesionando la espalda de sus jugadores. Al hablar conmigo, comentó sarcásticamente, "supongo que no fueron las cuatro horas de ejercicios repetitivos de voleibol, zambullidas al suelo y prácticas durante toda la semana lo que lastimaba sus espaldas. Deben haber sido las sentadillas con barra". Si las sentadillas fueron realizadas progresiva y constantemente a través del programa, y el volumen de trabajo específico hubiese sido manejado en forma más adecuada, creo que la incidencia de lesiones y dolor en la espalda sería mucho menor. Sin embargo, esto jamás es una discusión sencilla con un entrenador de deporte que busca un efecto singular discriminatorio tangible que pueda reclamar como la razón de su éxito o la razón de su fracaso.

Lo que he encontrado a través de mis intentos al trabajar con los atletas y negociar con los entrenadores es que debe establecerse un equilibrio muy cuidadoso entre la especificidad del entrenamiento y el trabajo general de base. En estos casos, no sólo deben ser establecidas cantidades totales óptimas de trabajo, sino proporciones y programaciones adecuadas de actividades de entrenamiento específicas frente a las no específicas. El monitoreo del entrenamiento no debe ser sobre cómo podemos hacer al entrenamiento más similar a lo que sucede en el juego, sino tratar de averiguar dónde deben llenarse los agujeros y dónde existen oportunidades para mejorar las cualidades tanto directa como indirectamente. Mejoras a corto plazo encaminadas específicamente a resolver un problema de una manera de 'curita' son rara vez exitosas y definitivamente no son sostenibles. Los enfoques integrales, de base amplia, y a largo plazo deben siempre tener precedente en el proceso de toma de decisiones. El análisis cuantitativo debe estar emparejado con la evaluación cualitativa para determinar dónde están funcionando las intervenciones y dónde pueden introducirse mejoras. Las opiniones y decisiones tomadas en la emoción no pueden ser parte del proceso de evaluación. Los egos se deben abandonar en la puerta. Esto no significa que la ciencia del deporte sea el principal motor en la toma de decisiones. Esto significa que cada decisión es evaluada y analizada a través de un proceso organizado de análisis de datos, comunicación abierta, colaboración y evaluación crítica. No siempre es el caso de que, si se parece a un pato, camina como un pato y hace cuacs como un pato, sea realmente un pato.

Recuerdo una conversación que tuve con biomecánico canadiense y ex levantador de pesas competitivo Dr. Loren Chiu sobre la especificidad en el deporte. El argumentó que no hay ninguna tal cosa como la verdadera especificidad en el entrenamiento. Afirmó "nada puede simular las condiciones de la verdadera competencia, salvo la propia competición. Y, aun así, no hay dos competiciones que sean exactamente iguales. Las sedes de competencia serán diferentes. El momento de la competición será diferente. Y muchos de sus competidores pueden ser diferentes". Así, en su mente, todo el entrenamiento podría considerarse "preparación general". No debemos quedar atrapados tratando de simular la competición. "¡Sólo entrenar!" Por supuesto, todavía debemos organizar nuestros elementos de entrenamiento de modo de provocar las adaptaciones adecuadas para colocarnos en la mejor posición posible para competir en un alto nivel en el largo plazo.

Así que quizás no sea la especificidad la que nos esté matando. Es nuestro pobre intento de lograr lo que creemos es la "especificidad del deporte" lo que nos está matando, o en palabras más apropiadas, nos lleva lejos de lo que realmente deberíamos estar haciendo. No creo que este artículo disuadirá a las masas de perseguir la especialización temprana o las sesiones maratónicas de trabajo de las habilidades específicas. Espero que los padres, entrenadores y deportistas comiencen a examinar sus planteamientos en un contexto de desarrollo y sostenibilidad más amplio, antes de que sea demasiado tarde. Puede sonar como que estoy comparando los peligros de la especificidad con el debate sobre el calentamiento global y el cambio climático. Sin embargo, creo que merece un examen más detenido, cómo medimos el progreso en el desarrollo de un atleta y, tal vez, el avance de la civilización. La gratificación instantánea y la validación inmediata no pueden ser la métrica principal para nuestra mejora. Yo diría que la sostenibilidad continua de nuestras actuaciones y logros en el tiempo resultaría ser el marcador más importante para el éxito, con el desarrollo amplio jugando un gran papel de apoyo en este proceso. Puede que necesitemos dar unos pasos hacia atrás, antes de esperar seguir avanzando.


Acerca del Autor.

Derek M. Hansen es el fundador de StrengthPowerSpeed.com.

Derek es un consultor del rendimiento deportivo que ha estado trabajando con atletas de velocidad, fuerza y potencia deportiva desde 1988. Ha trabajado con algunos de los de mejores del mundo como entrenador y consultor, incluyendo medallistas olímpicos, titulares de récord mundiales, atletas canadienses del equipo nacional y atletas profesionales de numerosos deportes. También se desempeña como consultor de rendimiento de equipos profesionales y programas NCAA División 1 en toda América del Norte.

Traducido por Juan Ignacio Arenillas con autorización del autor.

Imagen de Portada por Tom Mullen Photography vía Flickr: https://www.flickr.com/photos/tamullen/11806395665/

Este artículo tiene 4 Comentarios

  1. Mi experiencia como atleta es de medio fondo, pero como entrenador estoy preparando a velocistas. El tema del trabajo de fuerza con pesas, lo lleva un especialista, no yo, y estoy de acuerdo con el, en que la preparación de cargas a de ser, en parte, a nivel general, porque? (también lo creo así), Una vez leí a un autor que escribió en esta Web que la musculatura del cuerpo es como una orquesta sinfónica, esto quiere decir que todos los músculos son importantes en su función, en las cadenas musculares no podemos tener unos músculos súper desarrollados y otros mínimamente porque el castillo de naipes se ira al suelo, todos tiran según su naturaleza, por lo tanto si hay excesiva fuerza en unos en relación a sus complementarios, el tema a la larga no funcionara, es como los ciclistas que tienen que trabajar los músculos de la cadera porque al ir sentados la mayor parte del tiempo se debilitan y eso hace que se pierda fuerza en las piernas. O para  los velocistas  tener desarrollado demasiado el tren inferior con respecto al tren superior.

    Trabajo especifico, si, pero hay que estar muy al loro de los músculos complementarios.  

  2. Muy interesante artículo es uno de los mejores criterios que he podido apreciar fuera del contexto donde me forme tanto en mi carrera deportiva como en la formación de atletas y entrenadores. En mi época de estudiante y luego de profesional primaba el criterio de la multilatelaridad como uno de los principios del entrenamiento en los niños y jóvenes que se iniciaban en el deporte. Se utilizaba el juego predeportivo como uno de lod medios más eficaces para la formación inicial,  hoy esos conceptos parecen obsoletos casa cada día más nos acercamos en entrenamiento de iniciación a hacerlo semejante al de un atleta del más alto nivel, nos limitamos sólo a reducir si acaso el volumen de los contenidos pero mantenemos su intensidad esa no puede variar el 90% es el 90% tanto para un niño que para un adulto; sin embargo ¿es correcto esto?  cuantos talentos deportivos hemos perdido por querer acelerar el proceso siempre con el ansia de la victoria sin pensar que el niño es niño. Hay concepto que se obvian con frecuencia yo soy de la escuela donde se manejaba "el niño no es un un adulto en miniatura" y hoy vemos como muchos entrenadores y preparadores fisicos pretenden extrapolar los mismos contenidos; métodos a el entrenamiento de niños y jóvenes; otro de los errores que se cometen es que la competencia es lo que hace que se entrene  igual a como se compite como bien expresa el autor. Se han perdido los conceptos formativos de la teoría del precursor de la teoría y metodología del entrenamiento; matveev; considero  un craso error sólo ha sido una mala interpretación de la misma. No quiero extenderme más tengo muchos ejemplos negativos  de lo que nos ha llevado a tratar de hacer cada día más específico el proceso del entrenamiento. Muchas gracias y espero sigan publicando más artículos donde se aborde el tema. Puedo colaborar con nuestra experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *