La Falsa Realidad del FMS.

8291741545_48f0ae83b3_b
Imagen por Performe Better Europa via Flickr.

El Functional Movement Screen (FMS) es un test muy popular utilizado por entrenadores y profesionales de la medicina deportiva para examinar la aptitud de movimiento. Está compuesto de 7 movimientos y puntuado en una escala que va de 0-3, donde 0 = dolor, 1 = no pudo realizar la tarea, 2 = tarea realizada con compensaciones, 3 = tarea realizada correctamente.

Las puntuaciones de los 7 movimientos se combinan en un resultado final máximo de 21. La puntuación supuestamente predice lesiones y rendimiento y se sugiere incluso que puntuaciones menores a 14 puntos predicen un mayor riesgo de lesión.

El FMS pretende identificar patrones de movimiento compensatorios que son indicativos de un mayor riesgo de lesión y de movimiento ineficiente causante de un menor rendimiento.

Es un anuncio bastante grande y el FMS NO ha estado a la altura.

Primero y principal, el FMS se supone que es una EVALUACIÓN y lamentablemente los profesionales llevan demasiado lejos los límites de esta evaluación al aplicar el FMS. El FMS coloca etiquetas a las personas y su movimiento y, como con todo lo que pone etiquetas, esperamos sin duda que exista alguna fuerte evidencia que apoye estas etiquetas.

Esto es tremendamente importante porque cuando alguien puntúa mal en una prueba, se les dice que la posibilidad de sufrir lesiones es alta y que eso disminuye su rendimiento. Esto sólo implanta miedo y pone en guardia al cliente, en lugar de brindarle confianza y sobre todo es una gran manera de construir miedo al movimiento y al deporte. Los entrenadores y aquellos en medicina deportiva NECESITAN ir más allá de decirle a los clientes que debido a un mal resultado en un examen, se van lesionar: esto no es beneficioso para ninguna persona.

Una vez más, el FMS se supone debe ser utilizado como una evaluación, NO una herramienta de diagnóstico… no puede y NO debe utilizarse para diagnosticar cosas. Sin embargo, yo oigo todo el tiempo a gente, utilizando el FMS para diagnosticar una supuesta disfunción.

Es una evaluación de base y, honestamente, sólo rasguña la superficie de todo lo demás que necesita ser evaluado. He escuchado de atletas que realizan el FMS y obtienen luego diagnósticos precipitados y/o que le infunden temor al atleta al decir, básicamente, que es un milagro que puedan incluso superar un día de escuela con todas las disfunciones que tienen.

"Usted no debe hacer sentadillas, basándonos en su evaluación de sentadillas por sobre la cabeza; su núcleo es demasiado débil; usted tiene isquiosurales acortados: no haga sprints; tiene una puntuación asimétrica de estabilidad rotatoria: usted se lesionará si no la mejora"

Teniendo en cuenta los radicales saltos de fe que afirma el FMS, echemos un vistazo a diversos aspectos del FMS y sus anuncios.


El FMS pretende identificar patrones de movimiento compensatorios que son indicativos de riesgo de un mayor lesión y movimiento ineficiente que causan un menor rendimiento.

Este es la gran proclama que voy a encarar porque dice mucho, y como verá, sin demasiado apoyo científico.

De modo que el FMS o cualquier evaluación para el caso, sea un indicador válido de lesión o movimiento ineficiente en el deporte, es lógico que los patrones de movimiento compensatorios que se evalúen durante la prueba deben ser iguales o similares a los que se realizan en el deporte: lo que el FMS no hace (Beardsley)

  • Dossa y col., (2014) estudiaron a jugadores de hockey nivel junior para ver si el FMS podría predecir lesiones a lo largo de una temporada. Los investigadores concluyeron que el FMS NO podía ser recomendado como una herramienta de detección para la prevención de lesiones.
  • McCall y col., (2015) revisaron el nivel de evidencia científico de tres de los factores de riesgo más comúnmente reportados, evaluaciones y ejercicios de prevención de lesiones en un estudio previamente publicado de 44 equipos de fútbol de primera división. El FMS fue una de las pantallas identificadas. Le asignaron al FMS un grado D, donde D = evidencia insuficiente para asignar una recomendación específica.
  • Parchmann y col (2011) estudiaron el FMS para evaluar si se relacionaba con el rendimiento deportivo y encontraron que no HAY correlaciones significativas entre las puntuaciones más altas del FMS y el rendimiento en el campo deportivo.
  • Incluso los fundadores del FMS hicieron una revisión de la literatura sobre el FMS y afirmaron "que el uso de la puntuación total del FMS para predecir el riesgo de lesión debe ser evitada, ya que los componentes individuales de la prueba no se correlacionan entre sí y, por lo tanto, no miden la misma variable subyacente." (Cook y col., (2014)).
  • Varios investigadores han evaluado los puntajes del FMS en atletas de diferentes niveles de habilidad para ver si los atletas de mayor rendimiento puntuaron más en el FMS frente a los deportistas de nivel más bajo. Encontraron allí, que no hay diferencia entre las puntuaciones del FMS y el nivel del atleta. Esto demuestra que el FMS no predice ni puede predecir el rendimiento. (Fox y col 2013; Grygorowicz y col 2013; & Loudon y col 2014).
  • Lockie y col (2015) encontraron muy poca correlación entre las puntuaciones del FMS, la velocidad multidireccional y las pruebas de salto en sujetos masculinos sanos.
  • Además, se han realizado muchas investigaciones para evaluar las correlaciones entre la carrera, el salto, los lanzamientos, la agilidad y las puntuaciones del FMS y la mayoría no han encontrado ninguna relación entre cualquier medida de rendimiento deportivo y la puntuación del FMS (Okada y col. 2011; Parchman y col. 2011; Lockie y col. 2015b).
  • A la hora de predecir lesiones, Dallinga y col. (2012) revisaron la literatura respecto de las pruebas que podrían predecir un mayor riesgo de lesión. Informaron que la laxitud articular general, la prueba de Star Excursion Balance, la edad, una baja relación de fuerza de isquiotibiales-cuádriceps, y un rango reducido de movimiento de abducción de cadera podrían todos predecir un mayor riesgo de lesiones en el tren inferior del cuerpo. Para probar un aspecto de este modelo de predicción de lesión, Paszkewicz y col. (2013) investigaron la asociación entre la puntuación total del FMS y el índice de movilidad de las articulaciones de Beighton y Horan (IMABH) en atletas adolescentes. No encontraron correlación entre la puntuación total del FMS y el índice IMABH. También sabemos que el FMS no puede hacer un punto en ninguno de los otros aspectos que evidenciados por Dallinga y col (2012) como predictivos de lesión.
  • Un defecto importante con el FMS es la capacidad o falta de habilidad para distinguir entre atletas. ¿No deberíamos evaluar las variaciones individuales entre atletas en diferentes deportes? Un jugador de béisbol debe evaluarse sin duda en modo diferente a un corredor de campo traviesa o un liniero ofensivo en el fútbol americano. Cada uno de estos atletas muestran, marcadamente, diferentes adaptaciones mecánicas basadas en las demandas de su deporte y su posición. ¿Quién puede decir que estas adaptaciones están erradas o son malas? Los patrones de movimiento "defectuosos" no siempre conducen a dolor o a una lesión y, en muchos casos estas adaptaciones son las que hacen que los atletas rindan mejor en sus deportes. Adivine qué, los tejidos se adaptan positivamente y se hacen más fuertes basado en el estrés sobre ellos… este es el porqué el brazo de un lanzador será muy diferente de otros, y esto NO ES algo malo. Una mala postura no significa algo patológico ni tampoco significa que esa persona sufrirá de mayores problemas del aparato locomotor. Así que nosotros podemos por favor DEJAR DE DECIRLE ESTO A LOS ATLETAS.

 
El FMS puede predecir lesiones.

Respuesta corta: NO, NO PUEDE.

  • Schneiders y col (2011) observaron para encontrar valores normativos en el FMS con atletas jóvenes. Evaluaron el FMS basados en la suposición de que los déficits biomecánicos identificables en patrones de movimiento fundamentales tienen el potencial para limitar el rendimiento y hacer al atleta susceptible a lesiones. En este estudio, los investigadores encontraron que individuos sanos e individuos previamente lesionados tenían la misma puntuación. Por lo tanto, el FMS no pudo incluso detectar diferencias en individuos lesionados en comparación con los sanos. Esto es preocupante ya que una lesión pasada es el principal factor de riesgo de lesiones en el futuro. Si el FMS no puede detectar signos de lesiones recientes, parece poco probable que puede detectar el riesgo futuro, y mucho menos utilizarse como base para una terapia específica.
  • Frost y col., (2013) cuestionaron la capacidad del FMS de evaluar la disfunción. Se evaluaron 21 bomberos que inicialmente realizaron una evaluación estándar seguida, 5 minutos más tarde, por una repetición de esa evaluación, pero en la segunda valoración los participantes del ensayo tuvieron una descripción verbal de los criterios de clasificación antes de realizar cada prueba. Todos los bomberos mejoraron sus puntuaciones minutos después de que se les diga qué patrones de movimiento se requerían:  la mejora media de puntuación fue de 14,1 ± 1.8 a 16,7 ± 1,9; recuerde: tras 5 MINUTOS. Por lo tanto, los cambios en la puntuación del FMS pueden no deberse a mejoras reales en la eficiencia mecánica como la movilidad, la estabilidad o la coordinación de un atleta, sino simplemente al conocimiento de lo que la tarea requiere. Esta no es la primera vez que este resultado ha sido demostrado, ya hay indicios de los sujetos pueden alterar deliberadamente sus patrones de movimiento durante la prueba del FMS para conseguir un mayor puntaje (Teyhen (2012); Schultz (2013)). ¿Esto se supone que es una evaluación fiable?
  • Para poner a cuestas el último punto de la viñeta, La suma de la puntuación del FMS parece ser muy fiable entre calificadores (intra-evaluador) y dentro de calificadores para un video de la misma prueba (intra-evaluador). Sin embargo, como ya discutimos, el test-retest es menos confiable, indicando que los mismos sujetos pueden puntuar en modo diferente en diversas ocasiones, a pesar de la inexistencia de modificaciones biomecánicas (Beardsley).
  • Okada y col (2011) estudiaron la relación entre las puntuaciones del FMS y la fuerza del "core" en el rendimiento deportivo real. Para seguir golpeando a un caballo muerto, se encontró que la fuerza del "core" y los puntajes del FMS NO son fuertes predictores del rendimiento deportivo… sin embargo los EPs siguen diciéndole a sus clientes/atletas que la fuerza del core y puntuaciones de calidad en el FMS son importantes para el rendimiento y el dolor.
  • Como he dicho antes, se ha sugerido que puntuaciones menores de 14 predicen un mayor riesgo de lesión. Sin EMBARGO, O'Connor y col (2011) demostraron que puntuaciones de 18 o más presentaban más en riesgo de lesión que quienes puntuaron menos de 18 en 874 oficiales de la Marina. Se supone que puntuaciones por encima de 14 disminuyen el riesgo de lesiones, no lo contrario, especialmente con una puntuación tan cerca de ser perfecta.


¿Predicen Estas 7 Pruebas El Movimiento Global?
 
Al final del día, es un poco mucho pensar que estas 7 pruebas de alguna manera puedan predecir el movimiento global en los atletas, especialmente cuando el atleta está bajo carga, velocidad, caos y fatiga.

Sin embargo, algunos creen que estas pruebas lentas, seguras, previamente planificadas, y sobre todo estáticas predecirán el movimiento dinámico. Una cosa es hacer pruebas en un tipo de ambiente muy controlado, pasivo, en comparación con uno dinámico. He visto un montón de cosas buenas en las evaluaciones sobre una camilla o las pantallas del tipo FMS, para sólo irse al INFIERNO bajo velocidad o carga… Seamos claros, si bien estas pantallas pueden tener algún beneficio, tienden a no tener absolutamente NINGUNA transferencia a entornos dinámicos, reactivos y caóticos como los del deporte.

¿Por ejemplo, qué obtenemos de la sentadilla sobre la cabeza (SSC)?

Vamos a ser realistas aquí, usar la SSC como una evaluación de la capacidad de movimiento general, es como usar un servicio de tenis para probar la coordinación (cita del Dr. Cobb de Z-Health). La SSC es posiblemente la versión más compleja de una sentadilla. Así que, en lugar de comenzar con una prueba de base y una versión más básica de la sentadilla, saltamos de la A-Y y vamos directamente a Z. Además, ponerse en cuclillas mientras que se llevan los brazos arriba no es algo que los seres humanos estén diseñados para hacer. Es una habilidad y cualquier persona, tendrá que luchar la primera vez que se le pida llevar a cabo algo que es totalmente nuevo para él. Lo más probable es que los defectos que encuentre en la SSC son debido a no haber ejecutado esta tarea específica, en contraposición a la falta de buenos patrones de movimiento general.

También, ¿por qué no se utilizan otras evaluaciones de la sentadilla, como la adición de un contrapeso (aclarando las necesidades de movilidad vs estabilidad), tomando una postura amplia, dejando que los dedos del pie vayan hacia afuera, con una postura asimétrica, etc.?

No, en cambio el FMS obliga a todos a adoptar una postura de ancho de hombro con los dedos de los pies hacia adelante y descuenta el hecho de que la anatomía de cadera de todo el mundo es diferente y, decir que usted tiene que ser capaz de hacer una SSC con una postura de ancho de hombros, con los dedos de los pies hacia adelante es absurdo… ¿Cómo seguimos discutiendo todavía esto? Eche un vistazo a las fotos y dígame si estas personas deben ser juzgadas en la misma escala de sentadillas dadas sus muy diferentes estructuras anatómicas.

Es como intentar encajar una clavija cuadrada en un hoyo redondo cuando decimos que debe ser capaz de hacer sentadillas en esta postura, a esta profundidad y lo aplicamos a toda la población.


1
 
2


Para Cerrar.

Esto no quiere decir que el FMS es inútil, pero seamos realistas, cualquiera con un conocimiento de la anatomía y biomecánica puede claramente ver las falencias en el razonamiento del uso exclusivo del FMS como herramienta de evaluación.

Ahora, el FMS y los que la utilizan, hacen un maravilloso trabajo de marketing y de "asustar" a los atletas y clientes pensando que, porque puntuaron mal, necesitan de entrenamiento adicional. Quiero decir, es un sistema hermoso en el sentido del negocio, aunque como he demostrado, carece del apoyo de la investigación para hacer lo que pretende hacer.

Así, una palabra de advertencia a los atletas/clientes/padres: generalmente aquellos que promueven al FMS tienen algo que vender. Le mostrarán donde está "falto" y probablemente tengan algún programa que "arregle" estos problemas.

Una palabra a los entrenadores y profesionales: tengan su propia evaluación basada en la ciencia y evalúen al atleta no sólo estáticamente, sino dinámicamente y de una manera que sea igual o similar a la ejecutada en el deporte. También, por favor tenga un tremendo cuidado al decirle a sus atletas y clientes que están "rotos" o son disfuncionales o que van camino a una lesión. Esto es un mal negocio y psicológicamente perjudicial para el cliente/atleta, y solo crea temor al movimiento.


Acerca del Autor.

Michael Zweifel es un Entrenador Especialista en Fuerza y Acondicionamiento certificado a través de la National Strength and Conditioning Association (NSCA).
 
Ha hecho una pasantía previa en la Universidad de Minnesota, en su programa de fuerza y acondicionamiento, y entrenado a muchos atletas en los últimos años, dirigiendo campamentos de rendimiento deportivo juvenil, y entrenado en baloncesto, fútbol americano y atletismo en distintos niveles durante los últimos 5 años. Actualmente lleva adelante el Sports Performance Programs en Bases Loaded Academy y el Clarke University Baseball Pitchers Strength and Conditioning Program. Jugó al fútbol en la universidad e incluso tuvo una prueba con los Empacadores de Green Bay.

Se lo puede encontrar en la red en http://bbaperformance.blogspot.co.at/.

Traducido por Juan Ignacio Arenillas con autorización del autor.

Imagen de Portada por Performe Better Europa vía Flickr: https://www.flickr.com/photos/performbettereurope/8291741545/

Este artículo tiene 6 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *