Los 6 Métodos Más Eficaces de Fuerza y Desarrollo Muscular. Parte 1.

arnold-denny-squats


He estado pensando un MONTÓN acerca de las diversas maneras en las que he entrenado desde que comencé en el año 1989, más de 20 años de experiencia.

Pensé en los métodos que me hicieron perder el tiempo y que no produjeron nada, solo músculos para mostrar, pero NO para rendir. Esos días me molestan MUCHO, ya que me han marcado con una cicatriz para toda la vida y por desgracia no ayudaron al éxito en mi carrera atlética.

También estuve pensando en mis días de hacer sentadillas con 206 kilos por repeticiones. Mis días de romper con lo que los otros chicos en el gimnasio estaban haciendo, que ayudaron a empacar un máximo de masa muscular y fuerza.

Han sido 6 métodos sencillos, NINGUNO de ellos fácil.

Odio estallar tu burbuja, estos métodos requieren de un trabajo serio y, también, de ir junto con un estilo de vida fuerte, comer montones y montones de alimentos de calidad. MONTONES.

Siempre tengo esta misión que me conduce a ayudar a otros a evitar mi dolor, en el entrenamiento, el deporte, los negocios y la vida. No puedo parar y no voy a parar.

Vamos a cavar y voy a ayudarle a patear traseros sin perder su tiempo, esfuerzo, energía o dinero.

Mis 6 Métodos Más Eficaces y Favoritos de Fuerza y Desarrollo Muscular.


1) Culturismo de la Vieja Escuela – Brandon Lilly pegó mucho en mí, ya que utiliza un día entero de culturismo durante su Método Cube. Cuando empecé a avanzar hacia los métodos de culturismo, que tipos como Franco, Arnold y Dave Draper utilizaron experimenté mis mejores logros en la construcción de músculo y fuerza.

Esos hombres levantaron pesado Y también levantaron pesas moderadas por repeticiones moderadas. Aún así, la fuerza era su fundamento. No estoy seguro de cómo o por qué, pero en los años 90, las revistas del músculo no fomentaban ya el trabajo pesado. Lo animaban a tensionar y sentir la mie-da muscular.

Diamond-Gym

Todas las fotos eran diseñadas con pesas livianas, cables, y rostros gritando. Nada BRUTAL. Hasta el día en que me encontré con el Diamond Gym en Maplewood, NJ, realmente no entendí que los culturistas deben ser fuertes y deben levantar pesado.

Mi comienzo en el Diamond Gym comenzó como mi regalo de cumpleaños número 18 con una membrecía de 3 meses. Vi a un MONTÓN de culturistas hacer repeticiones de banco inclinado con 140 kilos, repeticiones de peso muerto con 225 kilos, curl con barra con 84 a 100 kilos. Las historias de inspiración siguen y siguen.

Así que, cuando le digo que ejecute series y repeticiones de estilo culturista, observe a los Cabrones de la Época de Oro del Culturismo. Lisa y llanamente.


2) Powerlifting – Los métodos de Levantamiento de Potencia llamaron a mi puerta cuando me encontré con los métodos de Louie Simmons. Levantar objetos pesados durante largos períodos de tiempo o un alto volumen de series, mover las pesas de forma explosiva vs repeticiones súper lentas, estos métodos me transformaron y desde luego transformaron a los innumerables atletas que han entrenado en el gimnasio Underground Strength.

Si desea ponerse más fuerte y empacar músculo, no hay manera de evitar los levantamientos con barra pesados en los 3 Grandes.

BillWest-DL

Pero para aquellos de ustedes que no están en el tema, Louie ha mencionado algo, sí lo has estudiado cuidadosamente, y es que fue influenciado en gran medida por Bill “Peanuts” West, que era un levantador de potencia y hacía la mayoría de su entrenamiento en un gimnasio en su garaje, también conocido como "Westside Barbell".

De hecho, conseguí TODOS los artículos de Bill “Peanuts” West que se ofrecían en las revistas del músculo de los años 60 y 70. ¡Esos tipos eran fuertes como el infierno y construidos como casas de condenados ladrillos!


3) Levantamiento Olímpico – Ojalá hubiese aprendido halterofilia antes, siempre digo esto. El argumento siempre fue el de si los atletas debían aprender los movimientos del levantamiento de olímpico o no.

Bueno, como entrenador de fuerza independiente, la consistencia de los atletas está fuera de mi control. Pero, para tu propio entrenamiento, tú PUEDES controlar tu práctica de levantamiento de pesas y SÓLO te pondrás más fuerte y potente por tu práctica de la halterofilia.

Hacer sentadillas profundas, mejorar tu movilidad, hacerte más fuerte, ponerte más explosivo y arrancar pesos enormes del suelo. Suena increíble ¿no? En lo correcto estás. Aprende halterofilia y cosecharás las recompensas.

Pisarenko sentadilla

Volveré pronto con los métodos de 4, 5 y 6 para que puedas disfrutar de tu viaje de embalaje de algo de fuerza y tamaño en serio.

Hasta entonces, sigue pateando culos y anotando nombres. Menos lectura, más entrenamiento.

Vive El Código,

– Z –


Acerca del Autor.

Zach ha ayudado a miles de personas en todo el mundo a hacerse más fuertes, más grandes, más rápidas y mentalmente más duras de lo que nunca han experimentado antes, sin usar lujos, sin M*E*DA y con los sencillos Métodos Clandestinos de Fuerza.

Zach tiene una pasión por la fuerza de la vieja escuela, que es la forma en la que la gente entrenaba en la década de 1960 y anteriores.

Zach comenzó su propio viaje, con lo que muchos creen que son métodos “obsoletos”, de “la vieja escuela” y, utilizó herramientas de entrenamiento que se encuentran en depósitos de chatarra, ventas de garaje y en ebay. Estos métodos fueron dando resultados mortales y pronto la gente de todo el Internet comenzó a llamar a estos métodos “Underground”", por lo tanto, así es como Zach llegó a ser conocido como “El entrenador de fuerza Underground”.

A medida que su viaje continúa, miles de espectadores, suscriptores y seguidores de Zach han aprendido de sus métodos altamente eficaces a través de seminarios, de su sitio web, de sus productos y en forma personal, entrenando en el gran y único Underground Strength Gymnasium.

Zach es también un contribuyente regular para la revista Men Fitness, y es asesor de fuerza y acondicionamiento para la revista Tapout.

Zach y su esposa Danielle tienen dos niños, Summer y Ethan.

http://zacheven-esh.com


Traducido por Juan Ignacio Arenillas con autorización del autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *