Pensamientos Breves: Calculando Porcentajes del Ritmo de Carrera.

13827639193_672c7ac3d4_k
Imagen por Julian Mason via Flickr
Hace unos días, recibí un correo electrónico de mi entrenador de la escuela secundaria preguntándome acerca de la manera "correcta" para calcular porcentajes de un ritmo determinado. Esta es una pregunta que me hacen con bastante frecuencia, y la respuesta tiene algunos ángulos interesantes, así que he decidido hacer un post sobre los detalles.

Muchos programas diferentes de entrenamiento se basan en hacer entrenamientos, corridas fáciles y sesiones intervaladas bajo distintos porcentajes de un ritmo determinado, pudiendo ser éste, el ritmo de carrera, el ritmo umbral, o el ritmo de VO2 máximo. Pero si le pregunta a un grupo de personas la forma de calcular, por ejemplo, el 85% del ritmo de 05:00 para la milla (1600 metros), obtendrá dos respuestas diferentes. El primer campamento dirá: “Sencillo, basta multiplicar los 5:00 minutos del ritmo de la milla por 1,15, lo que le otorga 5:45 por cada milla”. El segundo va a decir: "No, tienes que dividir los 5:00 por 0,85, lo que te da 5:53”. ¿Quién tiene razón?

En cierto sentido, ambas respuestas son correctas. Para desglosar lo que cada una de estas estrategias particulares significa en realidad, matemáticamente hablando, ayuda comparar y contrastar el resultado para una variedad de porcentajes. Así, manteniendo nuestro ejemplo del ritmo de 5:00 para la milla, vamos a hacer los cálculos en algunos ritmos diferentes, más rápidos y más lentos que los 5min-1600. Para simplificar las cosas, vamos a llamar a la variante 85% = 5 x 1.15 como "método de la multiplicación" y a la otra variante de 85% = 5 / 0.85 como "método de la división".

Grafo

Así que, mirando a la tabla anterior, podemos ver cómo se descomponen los dos métodos. El método de la multiplicación es la representación matemática adecuada del porcentaje de RITMO: por cada cambio incremental en el porcentaje, el ritmo de carrera, en minutos por milla, cambia en una cantidad constante. Al igual que el 90, 80 y 70% del $ 100 se diferencian por $ 10 para cada paso, también lo hacen el 90, 80 y 70% del ritmo de los 05:00 la milla difieren por un cambio constante en el ritmo (de 30 segundos, en este caso).

El método de la división es la representación matemática adecuada del porcentaje de VELOCIDAD: si convertimos el ritmo de 05:00 la milla en su verdadera velocidad en metros por segundo, podemos ver que los resultados del método división en un cambio lineal en la velocidad (en m / s) para cada cambio incremental en porcentajes, de 0.54 m / s en este caso.

Así que, ¿cuál es el "correcto"? Eso depende de su perspectiva. Desde el punto de vista de la conveniencia, soy parcial al método de multiplicación, para mí, tiene mucho sentido que el 110% y el 90% del ritmo de carrera tengan una diferencia igual, en el ritmo, que el ritmo original de carrera. Esta es también la opinión de Renato Canova, el italiano de fama mundial que ha entrenado a muchos de los grandes campeones keniatas de distancia. Incluso he dado en llamar el método de multiplicación "matemáticas Renato Canova" para distinguirlo del método de división, que se podría llamar, en broma, "matemáticas de América."

Pero puede sostenerse un buen argumento fisiológico para el método de la división. Después de todo, los aumentos en los incrementos de la velocidad que se producen con el método de multiplicación pueden conducir a un acrecentamiento inaceptable del esfuerzo por porcentaje de aumento. Idealmente, usted tendría un sistema de porcentaje donde los aumentos lineales en el porcentaje del ritmo de carrera resultaran en aumentos lineales en el nivel de esfuerzo y gasto energético del atleta. Yo no tengo la experiencia en fisiología para saber cómo funcionarían las matemáticas de eso, pero es bastante obvio que la subida en el esfuerzo del 100 a 110 al 120% será más agresiva con el método de multiplicación que con el método de la división .

Al final, lo importante no es qué sistema usted elige utilizar. ¡Más bien, cuando se discute de entrenamiento con atletas y entrenadores, es importante que usted sea consistente y claro con sus métodos! Si estuvo leyendo acerca de algunas de las ideas de Renato Canova sobre la importancia crítica del entrenamiento en diversos porcentajes de ritmo de carrera, por ejemplo, ¡obtendría ritmos totalmente diferentes si utilizó el método equivocado! La diferencia no es tan grande entre el 90 y el 110% de ritmo de carrera, pero llevada a los extremos se vuelve significativa, ¡más de 30 segundos por milla al comparar el 70% del ritmo de 05:00 la milla! Para dejar constancia, todos mis escritos sobre entrenamiento en este blog y en otros lugares utilizan el método de la multiplicación. Para todos los entrenadores y atletas por ahí, me gustaría conocer tu opinión sobre esto: ¿cómo calculan ustedes los porcentajes derivados del ritmo de carrera?

Para cerrar, le dejo cuatro útiles fórmulas (dos para cada método) para calcular el ritmo adecuado y porcentaje dado un ritmo de carrera en particular. ¡Si bien es bastante básico averiguar el ritmo adecuado dado un porcentaje concreto, la matemática puede dejarle un poco confundido al intentar averiguar la diferencia porcentual entre dos ritmos, especialmente cuando usted no está seguro de qué método está usando! Para paliar ese problema, he hecho el álgebra para usted. Estas fórmulas son particularmente útiles para su uso en las hojas de cálculo en la preparación de tablas de ritmo. Tenga en cuenta que el operador punto (·) simplemente significa multiplicación.

P = Porcentaje, en forma numérica (es decir, 85, no 0.85)
Ritmo = ritmo de carrera deseado
RC = ritmo competitivo, o ritmo "inicial" (que representa "el 100% del ritmo")


Método de la Multiplicación:

G1

G2


Método de la División:

G3

G4


Acerca del Autor.

John Davis ha estado corriendo de alguna forma u otra por casi la mitad de su vida. Sin embargo, no se ha definido como corredor hasta hace unos siete años. Se comprometió a mejorar su persona a través del entrenamiento y se convirtió en un "estudiante de este deporte", tal como sus entrenadores de pista de cross country de la escuela secundaria alentaron a sus corredores a que hagan. Empezó a entrenar (que no es lo mismo que simplemente correr) y a leer todo lo que cayese a sus mis manos. Al principio, fueron escritos de Hal Higdon, artículos de la Fundación Lydiard, y otras cositas surtidas. Más tarde, amplió sus horizontes: se abrí camino a través del "canon de la carrera": Lydiard, Daniels, Bowerman, y un poco de Coe / Martin. Leyó las biografías de corredores famosos: Buddy Edelen, Kenny Moore, Dick Beardsley, Haile Gebrselassie, Abebe Bikila. Se interesó en la ficción (John L. Parker Jr., Brian Glanville, Alan Sillitoe) y dragó en las profundidades de internet, para encontrar joyas de sabiduría de Jack Daniels, Chick Hislop, y otros, así como un verdadero tesoro del misterioso John Kellogg (famoso en Letsrun.com) y Renato Canova. Más recientemente, se ha sumergido en la investigación científica sobre la fisiología y la biomecánica, tratando de responder a preguntas como "¿por qué los corredores se lesionan?" y "¿cómo el entrenamiento mejora la condición física?"

Su propio viaje como corredor ha tenido sus altibajos. Aunque de ninguna manera es un talento de primer orden (le tomó todo su primer año en la escuela secundaria para romper los 20 minutos en los 5 km, y no fue un sub-5 en la milla hasta que tuvo 17 años), constantemente avanzaba a lo largo de la escuela secundaria. Tuvo el privilegio correr para uno de los mejores equipos de escuela secundaria en el Medio Oeste en algunos de los años más competitivos de Minnesota en carreras de larga distancia. La universidad tuvo altos y bajos: semanas de más de cien millas, superar a All-Americans, quedar bien ubicado en carreras prestigiosas y como puntos demasiado bajos: cirugía en su segundo año, una fractura por estrés que hizo que se perdiese la temporada de campo traviesa, y en su último año una serie de infecciones que le impidieron la mayor parte del atletismo al aire libre. Fueron estas luchas las que despertaron su interés en la prevención y el tratamiento de lesiones. Se preguntó, "¿cómo es que salí de la preparatoria sin faltar un solo día a entrenar debido a una lesión, pero luché en mi tercer y cuarto año con largas cadenas de lesiones?" Comenzar a escribir en su blog http://www.runningwritings.com fue una manera de liberar algo de energía y frustración acumulada, con la ironía de saber tanto sobre entrenamiento, carreras, y lesiones y, sin embargo, no ser capaz de hacer mucho acerca de sus propios problemas. Ha regresado a entrenar y a correr, e incluso a establecer algunos RP en la milla y los 3000m. Aun así, aún está poniendo toda su energía en tratar de ayudar a otras personas a correr más rápido o simplemente a recuperar su salud.

No tenga la impresión, sin embargo, que Davis es solo un corredor. Hace poco se graduó de la universidad de Carleton con un título en química, y tiene un gran interés en todas las cosas científicas. Ha hecho investigación sobre de película delgada e interfaz química y escribió su tesis de grado sobre células fotoelectroquímicas, dispositivos ordenados que utilizan la luz solar para dividir el agua en hidrógeno y oxígeno. Está mecánicamente inclinado, y es tan hábil con un cuaderno de dibujo y una regla, como con una sierra circular y una cinta métrica. Por último, ha estado escribiendo por largo tiempo. Además de los artículos de su blog, ha escrito para un número de diferentes sitios web y publicaciones, y publicó su propio libro en la primavera de 2013.

Davis entrena corredores de escuela secundaria y está disponible para entrenamientos privados o consultas sobre una base individual. Si esto es algo que le interesa, puede enviarle un correo electrónico a john@runningwritings.com.

Traducido por Juan Ignacio Arenillas con autorización del autor.

Imagen de Portada por Julian Mason vía Flickr: https://www.flickr.com/photos/meandmyshadow/13827639193/

Este artículo tiene 4 Comentarios

  1. En mi caso me iria por el metodo de la division sin dejar de utilizar en ocasiones el de la multiplicacion es decir que se pueden combinar ambas en dependencias del objetivo que se persiga y acorde al momento de la preparacion en el que nos encontremos, soy del criterio de que las senciones del atleta al momento de recibir las cargas de entrenamiento es lo que debe determinar en cierto modo el metodo adecuado para la dosificacion de la misma, una cosa es lo que planifica el entrenador y otra es lo que se manifiesta en el organismo del atleta.

  2. Hola saludos quisiera ver si me pueden audar. Quiero calcular el ritmo de las carreras de acuerdo al porciento del trabajo que quiera hacer. Cual seria la formula para sacar los tiempos ideales de cada tramo.

    Ejemplo:  Si mi carrera de Velocidad al 100% es: 12.00 cual seria la formula que me permita trabajar barios tramos pero al 60 o al 80%. De verdad seria de gran ayuda su valiosa información

    1. Hola Lerwis, eso lo puedes hacer con una planilla de cálculo tipo Excel. Si quieres ve a nuestra sección “Descargas” y bájate el “Especial de Alberto Salazar”. Si luego de abrirlo vas a Revisar/Desproteger Hoja puedes entonces ver las fórmulas con las que se sacan lo tiempos de acuerdo a distintas distancias y ritmos de carrera como para que te brinde una idea de cómo hacerlo tú mismo.

      Saludos,

      Juan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *