Porqué Caminar Jamás lo Llevará a Ningún Lado.


Un lugar común en cualquier gimnasio comercial: un nuevo miembro entra, encuentra las cintas de correr. Son ajenos a lo que están haciendo, pero no quieren pedir ayuda. Miran la máquina para ver lo que deben hacer y ven ese cuadro bien-inclinado pegado a un lado de la pantalla, el mismo que ha estado durante años:

Ven esto y se dicen a sí mismos "bien, quiero bajar de peso y esto dice que es necesario tener una frecuencia cardíaca de 100 latidos por minuto para perder grasa, así que supongo que es lo que haré". Empiezan a caminar en la caminadora (muy lentamente, porque no quieren trabajar fuera de la "zona de quema de grasa") y pasan una buena hora cada, día por medio, haciendo esto durante los próximos tres meses. ¡¡¡Se dan cuenta después de todo ese tiempo que no perdieron peso, y que, de hecho, en realidad han ganado unos cuantos kilos!!!! Ahora, la cosa que el tipo de gráficos como estos nunca les dice es que la "Zona de Quema de Grasa" no dará lugar a ningún tipo de pérdida de peso.

"¡Pero… pero… pero, la máquina dijo que lo haría!" Bueno, la máquina es una gran gorda mentirosa que no le cuenta toda la historia.

Digamos que usted está conduciendo un coche y quiere llegar a donde va usando la menor cantidad de combustible posible. Para ello, va a conducir bastante lentamente. Sin duda, demorará más horas para llegar a donde quiere ir, pero gastará menos combustible al hacerlo. Supongamos que desea ponerse al volante e ir a 170 por la QE2. Se va a quedar muy rápidamente, con una economía de combustible que hará que los dueños del Hummer se llenen de envidia. El punto de esto es que, si va despacio con su cardio en la "zona de quema de grasas", la que por lo general está entre el 50-60% de su pulso máximo, será un vehículo altamente eficiente que no quema muchas calorías en absoluto. Seguro que la mayoría de ellas vendrán de la grasa, pero mientras un gramo de grasa contiene 9 calorías, un entrenamiento de 1000 calorías quemará sólo 111 gramos de peso total, o el equivalente a 0,027 gramos de peso corporal, y tardará aproximadamente 4,75 horas para quemar esta cantidad de calorías en una sesión de entrenamiento.

¡¡¡Usted no va a perder peso haciendo esto!!!

Así que ¿por qué todo el mundo todavía dice que el método de cardio lento es la Zona de Quema de Grasas? Bien, parecen aferrarse al hecho de que, a bajas intensidades, la grasa es la fuente de energía predominante, independientemente de cuántas calorías se quemen. Tome el siguiente gráfico que muestra el uso de combustibles, de fuentes de combustible diferentes, a diferentes intensidades (leyenda: glucógeno y glucosa significa carbohidratos, triglicéridos y AGL significa grasas).

Demuestra que, a niveles muy bajos de esfuerzo, está quemando casi el 100% de la grasa, mientras que, en las intensidades más altas, empieza a quemar un mayor porcentaje de carbohidratos para energía, mientras que la quema de grasa disminuye. ¿Genial, cierto? Supongo que esto significa que usted debe hacer cardio largo y lento para bajar de peso, ¿¿cierto?? ¿Se fijó, sin embargo, en el gasto total de energía? 100 calorías (nota, ¡¡?¡¡¡¡se trata de 100 calorías, donde la energía que conocemos es la unidad de una kilocaloría, lo que significa que esto es realmente 0.1kcal por kg de masa corporal por minuto)!!!!!! ¡¡¡¡Esto es una triste lamida a un chocolate, hombre!!!! ¡¡¡No se puede perder peso haciendo esto!!!

Cuando golpea el 85% de su pulso máximo, la quema calórica se triplica, con más de 2/3 provenientes de los carbohidratos. Debido a que los carbohidratos son almacenados si no se utilizan rápidamente, se trata de una medida preventiva. Además, cuando se descompone la grasa almacenada para reemplazar el consumo de carbohidratos, conseguimos el efecto que buscamos, a tres veces el ritmo de la "zona de quema de grasa." Quemar la grasa libre es genial y todo eso, pero no resulta en demasiada masa perdida, a menos que mezclemos un poco de hidratos de carbono "más líquidos" en la mezcla para conseguir que se encienda el proceso de quema de grasas. Además, cuando la grasa se convierte en carbohidratos, es una versión mucho más rápida de pérdida de peso que tratar de quemar la grasa por sí misma sin utilizar ningún carbohidrato.

Consulte este sexy gráfico:

A juzgar por esto, ¡¡usted tiende a quemar un infierno de muchas más calorías de la grasa después de un entrenamiento intenso, de las que usted probablemente quemaría durante todo un entrenamiento en la zona de quema de grasas en sí misma!!

Así que ¿por qué las personas gravitan hacia la zona de quema de grasas? En primer lugar, las personas son idiotas y harán todo lo que un experto les dice que tienen que hacer (Nota: ¡compre  Muscle Imbalances Revealed hoy para el alivio rápido de sus desequilibrios musculares!). En este caso, el experto es un maldito gráfico que está pegado en una caminadora.

El punto de esto es simple: Si usted quiere perder peso, tiene que ser tan energéticamente ineficiente como le sea posible, lo que significa conducir su cuerpo duro y rápido para tratar de aprovechar un metabolismo anaerobio que quema un infierno de muchas más calorías por hora que un paseo lento constante.

Ahora imagine un objetivo común, que va junto con una meta de pérdida de peso: correr un maratón. La premisa básica de hacer esto, para aquellos que nunca lo han intentado antes, es correr 42 km (26.2 millas para los amigos al norte de la frontera) en el menor tiempo posible. En su primer maratón, la mayoría de la gente tratará de completarlo dondequiera que sea entre las 4 a 5 horas de carrera constante, a un ritmo aeróbico (Re: altamente eficiente). Otra vez, ¿¿¿cómo va usted a perder peso, corriendo distancias largas lentas??? La mayoría de las personas que corren maratones encuentran que no pierden peso con el entrenamiento y, algunos realmente suben de peso a medida que su cuerpo comienza a almacenar carbohidratos y el peso del agua asociado ya que su cuerpo trata de reparar el daño causado por el excesivo entrenamiento.

Aquí tiene un ejemplo de un cliente que entrena para un maratón. Tenga en cuenta qué tan duro está trabajando en todas las secuencias, así como su velocidad en la caminadora.

¡¡También vea lo magra que se ve!! Ella empezó a entrenar conmigo hace unos 2 años y ha perdido una grasa corporal considerable mientras que se volvió ridículamente rápida. Su marido empezó a entrenar con mi grupo de Bootcamp y había perdido 29 kilos, con absolutamente ninguna carrera lenta y prolongada y con solamente 3/4 de una rodilla entre sus dos piernas. Estamos hablando de 200 repeticiones de escalera, sprints, carreras de umbral, y suficiente sudor como para poner celoso al cantante del coro de "Paraiso de Gangster".

El objetivo de este artículo es mostrar que usted no pierde peso por trabajar menos duro. No, no, no, no es tan sencillo, mis amigos. Los atletas del mundo y los que están en la mejor "forma" llegan allí rompiéndose el trasero con regularidad, trabajando constantemente, hasta el punto de fallo o cerca del fallo y luego volviendo y haciéndolo otra vez 10 más veces y empezando fresco mañana. ¡¡¡¡Un proyectil de vómito no es algo de lo que avergonzarse, sino algo a lo que animar!!!! Desmayarse es un rito de pasaje, como levantar una cesta de basura del piso. ¿Pulmones ardiendo? ¡¡¡¡Bueno!!!! ¿Pierna en llamas? ¡Fantástico!!!! ¿El pecho se siente como que va a explotar? ¡¡¡Oué vista!!!! ¿¿El brazo izquierdo está adormecido y huele a tostada quemada?? ¡¡¡¡¡Es bueno saberlo!!!!!! Vaya a la emergencia y, cuando regrese, podemos comenzar yendo por algunos sprints más en Tabata como en los buenos viejos tiempos.

Suena bastante extremo, ¿no? Pero también lo es una vida de obesidad, enfermedad y múltiples medicamentos y limitaciones en su capacidad de vivir. Uno de mis mejores recuerdos fue correr a través de la selva maya con Lindsay, a través de la antigua ciudad de Coba, con mis pulmones ardiendo mientras intentaba estar al día con ella y siendo capaz, con éxito, de mantenerme con ella los 3 kilómetros desde el templo hasta el playón de estacionamiento. Un reto a uno mismo produce las experiencias que recordamos, mientras que los esfuerzos mediocres se olvidan pronto. Sacando lo máximo de la capacidad de nuestro organismo para rendir físicamente, realmente podemos ver algunos instantes mágicos, o incluso, la capacidad de impresionarnos a nosotros mismos.


Acerca del Autor.

Dean Somerset es un entrenador personal de Edmonton, Alberta, Canadá. Bueno, técnicamente tiene algunos títulos más impresionantes, pero todos significan las mismas cosas. Ayuda a la gente a ser más fuerte, ponerse en forma, ser más flexible, y disfrutar del fitness tanto como sea posible.

Su clientela ha incluido clientes con rehabilitación post-quirúrgica de reemplazo articular, rehabilitación y bienestar cardíaco, rehabilitación post lesión deportiva, lesiones neuronales y lesiones de la médula espinal, pacientes con cáncer e incluso corredores de élite y bomberos. El entrenamiento es más fácil una vez que uno sabe por dónde empezar, por lo que intenta incorporar muchas técnicas de evaluación diferentes, algunas comunes, algunas que ha inventado en el acto, pero en cada caso el objetivo es ver lo que esa persona única trae a la mesa y cómo puede ayudarles a obtener más de sus entrenamientos. Todos tienen una bestia atlética rugiendo dentro de ellos, y merecen sentir lo que es empujar sus límites con un programa seguro y eficaz.

Además de trabajar con personas en persona como un ser humano real, tiene clientes de todo el mundo con los que trabaja en una serie de objetivos diferentes, ya sea la recuperación de lesiones, el rendimiento deportivo, la pérdida de peso, o simplemente disfrutar de su tiempo en un gimnasio con un plan de entrenamiento para el éxito. Ha escrito para publicaciones importantes como Men’s Health, Women’s Health, T-Nation.com, Bodybuilding.com, y una gran cantidad de otros sitios web y medios impresos.

Ha dictado seminarios en todo el mundo. La mayoría de sus charlas se enfocan en usar el humor y la aplicación práctica para mantener a la gente comprometida y entretenida. Esto ha demostrado ser un método exitoso de hacer que los participantes retengan información clave en lugar de simplemente hablar e instruir, y le permite divertirse despiadadamente de cualquier persona que se presente a un seminario de cadera o de movilidad con jeans ajustados.

http://deansomerset.com/

Traducido por Juan Ignacio Arenillas con autorización del autor.

Imagen de portada por Cristian Carrara vía Flickr: https://www.flickr.com/photos/cristiancarrara/8323103402/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *