Puntos Gatillo 101.


Entrenar duro tiene un precio. Ese precio es por lo general algún tipo de dolor molesto o lesión que normalmente simplemente asumimos que estará con nosotros por el resto de nuestras vidas.

“Oh sí, es sólo mi hombro malo. Siempre duele después de hacer banca”.

“Ya sabes cómo es esa rodilla. Hay allí por lo general, un dolor tedioso todo el tiempo".

A menudo, estas lesiones pueden ser aliviadas con un poco de trabajo sobre los tejidos blandos y con estiramiento. Hay una variedad de diferentes tipos de trabajo sobre los tejidos blandos:

  • Técnicas de liberación activa (ART )
  • Liberación miofascial (MFR)
  • Terapia Neuromuscular (NMT )

Y la lista sigue y sigue. Yo creo que todos los tipos de trabajo sobre los tejidos blandos tienen su lugar y lo que puede ser más importante que la búsqueda de un tipo de trabajo específico sobre los tejidos blandos, es sólo conseguir ALGO realizado por un terapeuta calificado.

Un término que arrojan los masajistas, fisioterapeutas, quiroprácticos y que recientemente ha hecho su camino hacia el mundo de la fuerza y el acondicionamiento, es el “punto gatillo”. Debido a que parece que la gente está hablando de los puntos gatillo más y más, he decidido darle a usted un recuento acerca de lo que exactamente es un punto gatillo, por qué nos debemos cuidar de ellos, y lo que podemos hacer al respecto.


¿Qué es un Punto Gatillo?

Mientras que algunos pueden decir que los puntos gatillo son áreas sensibles en el músculo, ¡en realidad esto no es totalmente cierto! Una característica clave de los puntos gatillo es que son sensibles al tacto, sin embargo, cada área sensible al tacto no es un punto gatillo.

Si un área de un músculo está sensible, pero no tiene las otras características de los puntos gatillo, entonces el área es sólo un “punto sensible”. Estos puntos sensibles son áreas de congestión, donde el tejido puede que esté isquémico (falta de flujo sanguíneo), fibrótico, o puede que haya una gran cantidad de tejido cicatricial enmarañado en esa área particular de estrés.

Los puntos gatillo son áreas apretadas, de bandas/nódulos híper-contraídos dentro de un músculo. Son sensibles al tacto y tienen un patrón predecible de dolor referido. Estos nódulos híper-contraídos dentro del músculo son palpables y con frecuencia se sienten como pequeños guisantes o espaguetis semi-cocidos. Un ejemplo visual, sería la imagen de algunos puntos gatillo en el interior del esternocleidomastoideo:

Como puede ver, hay algunos pequeños nódulos contraídos, dentro de las fibras, que se encuentran en su longitud normal de reposo.

sarcomeres2Los puntos gatillo pueden ser activos o latentes.

Un punto gatillo latente significa que sólo envía su patrón de dolor referido cuando usted lo toca. Por ejemplo, si usted toma una pelota de tenis y la coloca entre el omóplato y la columna vertebral, puede empujar a un punto gatillo en los músculos romboides, que le dará este dolor irradiado o sordo en toda la zona superior de la espalda. Si no empuja en esa área del punto gatillo, no sabría que está allí. Ese es un punto gatillo latente. Sólo se manifiesta al presionar sobre él.

Un punto gatillo activo es aquel, que está actualmente refiriendo su respuesta de dolor miofascial. Un buen ejemplo de esto, es si usted ha tenido siempre un dolor de cabeza, y le pellizcaron los trapecios superiores y, al hacerlo, fueron capaces de producir sus síntomas (es decir, el dolor de cabeza o dolor a través de la parte superior de su cabeza y detrás de los ojos), ¡enhorabuena, ha encontrado un punto gatillo activo!

Los puntos gatillo se pueden encontrar generalmente en grupos. Así que, si desactiva uno (le voy a contar cómo en un segundo), entonces usted tiene que buscar y tratar de desactivar los otros dentro de ese músculo. Esto puede llevar algún tiempo, y puede ser muy intenso, por lo que es posible que desee hacerlo en unas pocas sesiones.

Otra cosa a considerar es que los puntos gatillo no sólo están situados dentro del vientre del músculo. También pueden estar ubicados en la inserción tendinosa del músculo e, incluso algunos patrones de referencia de puntos gatillo han sido documentados en los ligamentos – un buen ejemplo de esto sería el patrón de dolor referido para el ligamento sacrotuberoso, que hace referencia a un patrón de dolor en la parte posterior de la pierna hasta la pantorrilla (similar a lo que la gente puede diagnosticar como, o llamar, ciática) y el patrón de dolor referido para el ligamento iliolumbar que se puede sentir en la ingle, o dolor en la parte externa de la cadera (lo que algunos pueden diagnosticar o referir como bursitis trocantérea).


¿Qué Músculos Pueden Desarrollar Puntos Gatillo?

¡Ninguna persona está a salvo!

Cualquier músculo puede desarrollar un punto gatillo y hay varios libros que documentan dónde se referencian estos patrones de puntos gatillo (Travell and Simons opus Myofascial Pain and Dysfuction: The Trigger Point Manual; Vol 1 the upper extremity) y Vol. 2 (the lower extremity) son los libros más completos y ampliamente aceptados sobre el tema de los puntos gatillo).

Muchas veces, los puntos gatillo pueden ser hallados en músculos, que son antagónicos a los músculos que se contraen constantemente. Un ejemplo de esto sería el infraespinoso, siempre tratando de ejercer una fuerza excéntrica en el hombro de alguien que se sienta en un escritorio todo el día, escribiendo a máquina en una posición crónica de rotación interna. Después de un rato, el infraespinoso se cansa y se alarga, sin embargo, hay bandas de ese músculo, que permanecen contraídas (¡puntos gatillo!) para tratar de contrarrestar la fuerza de rotación interna y el tiempo excesivo, estas bandas pueden presentar su patrón de dolor referido. Uno de los patrones de referencia del dolor para el infraespinoso es en la parte delantera del hombro, donde la gente suele decir que les dieron un diagnóstico de tendinitis bicipital o pinzamiento. No es raro que alguien venga a verme con dolor en la parte frontal de su hombro (cerca o alrededor de la ranura biciptal) y que digan que piensan que tienen un pinzamiento. Al inspeccionar su infraespinoso, puedo encontrar los puntos gatillo y cuando empujo sobre ellos, pido que me digan lo que se sienten y, si sienten dolor o sensación en algún otro lugar, comentan que sienten dolor en la parte frontal de sus hombros y que es el mismo dolor que sienten durante todo el día. En más de una ocasión, he desactivado puntos gatillo en el infraespinoso de alguien y se fueron totalmente libres de dolor.

Los puntos gatillo también se pueden localizar en músculos que se encuentran bajo una contracción crónica. Un buen ejemplo de esto pueden ser los trapecios superiores o los músculos sub occipitales (¡o incluso el pectoral mayor en el ejemplo anterior!) Otro ejemplo común serían puntos gatillo en el psoas con personas que están siempre en inclinación pélvica anterior). Los trapecios superiores o los sub occipitales pueden desarrollar puntos gatillo debido a haber estado contraídos durante todo el día en individuos que se sientan en su escritorio con una mala postura. Ambos músculos tienen patrones de referencia del dolor que van hacia arriba a la cabeza y por detrás o por encima de los ojos. ¡No es de extrañar que las personas que hacen trabajos de escritorio tengan esos frecuentes dolores de cabeza!

Así que, básicamente, cualquier músculo puede desarrollar un punto gatillo por un número cualquiera de razones:

De Clinical Applications of Neuromuscular Techniques por Leon Chaitow and Judith Walker-Delaney (Vol 2, pg. 20):

Factores Activadores Primarios:

  • Contracción muscular persistente, tensión o sobreuso (causa emocional o física)
  • Trauma (reacción inflamatoria local)
  • Condiciones ambientales adversas (frío, calor, humedad, corrientes de aire, etc)
  • Inmovilidad prolongada
  • Enfermedad febril
  • Desequilibrio bioquímico sistémico (por ejemplo, hormonal, nutricional)

   
Factores Activadores Secundarios:

  • Los músculos compensatorios sinergistas y antagonistas de aquellos que hospedan puntos gatillo también pueden desarrollar gatillos
  • Los gatillos satélites evolucionan en la zona de referencia (de desencadenantes clave o referencia de enfermedad visceral, por ejemplo, infarto de miocardio)
  • Infecciones
  • Alergias (alimentos y otros)
  • Deficiencia nutricional (especialmente C, complejo B y hierro)
  • Desequilibrio hormonal (tiroides, en particular)
  • Baja oxigenación de los tejidos

La clave es, ¡saber dónde buscar y qué hacer cuando se encuentra uno!


¿Por Qué Debemos Preocuparnos Por Los Puntos Gatillo?

La primera y obvia razón para preocuparse por los puntos gatillo es ¡PORQUE DUELEN! Básicamente, cualquier cosa que duela va a alterar la forma en que nos movemos. Esto, a su vez, conduce a otras disfunciones y problemas y, potencialmente, a más desarrollo de puntos gatillo.

Además de alterar la forma en que nos movemos, cuando estamos con dolor, ¡psicológicamente no nos sentimos bien! A nadie le gusta estar bajo dolor o perder tiempo de jugar a su deporte o entrenar porque duele.

Características clínicas comunes de los puntos gatillo son:

  • Puede haber dolor en la contracción: Una vez más, a nadie le gusta hacer daño. Si le duele al contraer, entonces no queremos contraer.
  • Dolor durante el estiramiento del músculo en ciertos rangos de movimiento: Si le duele al llevar a un músculo a través de un cierto rango de movimiento, entonces dejamos de hacerlo o limitamos al rango de movimiento, lo que lleva a más problemas.
  • Debilidad muscular: ¡Este es uno grande! Si los músculos están débiles, entonces no pueden hacer su trabajo de manera óptima. Un ejemplo de esto son puntos gatillo en el Psoas o el glúteo medio, haciendo débil la evaluación de esos músculos, y causando otros problemas en la cadena. Este es también un aspecto importante, ya que muchas veces pensamos en los músculos que se presentan débiles en un test como músculos que necesitan ser fortalecidos. Sin embargo, ¿qué ocurre cuando usted trata de fortalecer un músculo (lo que provoca que se contraiga más) que tiene bandas ceñidas, que ya están híper-contraídas? ¡No mucho, eso es lo que pasa! ¡Usted puede terminar simplemente persiguiendo su cola tratando de ayudar a esa persona!

¡En resumen, debemos cuidarnos de los puntos gatillo, ya que pueden afectar negativamente nuestro rendimiento!


¿Qué Podemos Hacer Al Respecto Con Los Puntos Gatillo?

Así que ahora que sabemos lo que son los puntos gatillo, cómo se desarrollan y por qué debemos cuidarnos de ellos, la mayoría de la gente probablemente se está preguntando, "¿CÓMO ME DESHAGO DE ELLOS? "

El método de deshacerse de los puntos gatillo no es tan difícil. Sólo tiene que saber qué músculos chequear, cómo acceder al músculo (no sólo cómo encontrarlo, sino saber en qué dirección corren las fibras puede ser muy útil), y la manera de liberar el punto gatillo.

Si usted está rodando sobre un rodillo de espuma o una pelota de tenis o si realiza terapia de puntos gatillo sobre otra persona, usted va a querer buscar los puntos gatillo que refieren a la zona del cuerpo en la que la persona que se queja de dolor. Un gran libro que a menudo yo recomiendo es Trigger Point Therapy Workbook: Your self-treatment guide for pain relief por Clair Davies. Se trata básicamente de un libro "cómo hacer" para encontrar los puntos gatillo y saber dónde se encuentran los patrones de dolor de referencia. Cada capítulo aborda una región del cuerpo y la primera página de cada capítulo tiene varios de los lugares en los que la gente puede sentir dolor (por ejemplo, dolor en la parte anterior del hombro) y luego los músculos y los números de página donde esos músculos se pueden encontrar, que refieren al dolor en esa área (por ejemplo, los músculos que pueden referirse a la parte anterior del hombro son el infraespinoso, deltoides anterior, escaleno, supraespinoso, pectoral mayor, pectoral menor, bíceps, dorsal ancho, coracobraquial). ¡A continuación, le dice exactamente cómo trabajar esos músculos! Pueden ser los mejores 20 dólares que jamás haya gastado (asumiendo que ya ha adquirido un rodillo de espuma).

Una vez que haya encontrado y confirmado su punto gatillo, es necesario establecer una barrera, que separe la actina y la miosina (las proteínas contráctiles dentro del sarcómero), que están unidas entre sí debido a la contracción crónica en la banda específica del músculo.

onceyouhavefoundEsta barrera se puede crear con los dedos (como en la imagen) o con cualquiera de las herramientas disponibles para el cuidado de uno mismo de hoy en día (por ejemplo, rodillos de espuma, el palo, la tera-caña, la pelota de punto gatillo, la pelota de tenis, etc.) A mucha gente le gusta tomar el rodillo de espuma y rodar hacia atrás y adelante sobre el mismo. Esto está bien, ya que ayuda a tratar la fascia, mejora la circulación a los tejidos y puede ayudar a romper las adherencias. Pero, si quiere desactivar el punto gatillo, tiene que detenerse en el área sensible al tacto que está refiriendo el dolor y mantener la presión hasta que comienza a aflojarse y el dolor empieza a disiparse.

La cantidad de tiempo que se mantiene el punto de disparo se ha debatido en los últimos años, pero parece que aproximadamente entre 8-12 segundos es la cantidad aceptada de tiempo. Es importante tener en cuenta que si usted está presionando y no se libera, puede que le esté dando demasiada presión y sólo explotando a través de tejido superficial y/o puntos gatillos más superficiales. Además, si el punto gatillo no se libera después de un corto período de tiempo, es posible que desee marcar el área (con una pluma o algo que se pueda lavar), trabajar en otras áreas del músculo y luego volver a él, ya que la terapia de puntos gatillo puede ser muy intensa y esta intensidad puede que no permita que el punto gatillo se libere de inmediato. La verdadera clave es darle al punto gatillo la presión suficiente para empezar a sentir que se suelta (y confirmar esto con una ligera disipación de los síntomas de referencia) y luego empezar a profundizar y trabajar a través de la siguiente barrera.

¿Cuánta presión es suficiente?

Un poco va un largo el camino con esto. En el pasado, se sugirió que debía mantener la presión sobre el punto gatillo en una tolerancia al dolor del individuos de un 7-8/10 (10 siendo un dolor insoportable). Actualmente se acepta que incluso un 7-8/10 puede ser alto para obtener una liberación adecuada, por lo que los autores y los investigadores sugieren que hay que sostener el punto gatillo a un nivel de 5/10 hasta que el individuo experimente una disminución de los síntomas, que es cuando, puede ir más profundo en el tejido (buscar los puntos gatillo que se encuentran en los músculos más profundos ) o trasladarse a otro lugar y buscar puntos gatillo (los puntos gatillo en racimos de los que me he referido arriba).

Es importante saber que esta compresión sostenida es lo que ayudará a aliviar el punto gatillo. Si sólo la mantiene por un período corto de tiempo, y no continúa con el tratamiento, el nódulo acortado en el músculo vuelve a su estado anterior y muy poco beneficio terapéutico será ganado.

Así que, para repasar:

  • Encuentre el punto gatillo
  • Mantenga la presión en un 5/10
  • Espere a que el tejido se libere (lo puede sentir ablandándose debajo de la piel o, la persona comenzará a sentir una disminución en el patrón de dolor referido)
  • Una vez que el tejido se libera y la referencia comienza a disiparse, ya bien puede ir más profundo en el tejido o seguir adelante y buscar otros puntos gatillo en el racimo.

Una vez que los puntos gatillo se han desactivado y el "orden ha sido restaurado en el músculo", usted puede seguir adelante y rodar el músculo para promover el flujo de sangre en la zona, estirar el tejido (si se trata de un músculo que necesita estiramiento) y fortalecer el tejido.


Cosas A Considerar.

  • Recuerde que no todas las áreas sensibles son puntos gatillo. Pueden que existan puntos sensibles donde el tejido es isquémico, con cicatrices, o fibrótico. Esto puede requerir otras formas de terapia de tejidos blandos.
  • Los puntos gatillo no son (no por lo general) el único problema. Comúnmente son parte de un problema más grande que tiene que ver con otras disfunciones de los tejidos blandos. Usted debe buscar a un terapeuta que pueda trabajar con usted para determinar cuáles son esos problemas subyacentes.
  • ¡El Auto Cuidado es importante! Asegúrese de que está haciendo rolidos con el rollo de espuma y trabajando en su tejido blando. Asegúrese de que su programa de entrenamiento se desarrolla adecuadamente para limitar el estrés y el uso excesivo del tejido.
  • El trabajo de los tejidos blandos, el rodillo de espuma y los ejercicios de fuerza adecuados son esenciales para asegurarse que el tejido se mantiene saludable y mantenerse libre de dolor
  • Sea consciente de sus actividades de la vida diaria y su postura, de modo que usted no esté poniendo una tensión innecesaria en las estructuras que no lo necesitan. Gran parte de nuestro dolor y disfunción viene de nuevo a nuestra forma de actuar sobre una base diaria. Modificaciones de las actividades de la vida diaria, aunque difíciles, son cruciales para hacer cambios duraderos en su tejido blando.
  • ¡Solo porque desactivó un punto gatillo, no significa que no pueda volver!
  • ¡Siempre busque atención médica si usted siente que hay algo más serio dando vueltas!

 
Referencias.

  • Simons D. Understanding Effective Treatments Of Myofascial Trigger Points.  Journal of Bodywork and Movement Therapies. 2002. 6(2) 81-88.
  • Chaitow L, Walker-DeLany J. Clinical Application of Neuromuscular Techniques, Vol. 1: The Upper Body. Elsevier Limited. 2000.
  • Chaitow L, Walker-DeLany J. Clinical Application of Neuromuscular Techniques, Vol. 2: The Lower Body. Elsevier Limited. 2002.
  • Davies C. The Trigger Point Therapy Workbook: Your Self-Treatment Guide For Pain Relief. 2nd ed. New Harbinger Publications, Inc. 2004.
  • Archer P. Therapeutic Massage in Athletics. Lippincott, Williams & Wilkins.  2007.
  • Notas de lectura de: Neuromuscular Therapy – American Version: Care of Soft Tissue Pain and Dysfunction. Judith Delany. International Academy of Neuromuscular Thearpies: NMT Training Center.


Acerca del Autor.

Patrick Ward es un entrenador de fuerza y acondicionamiento y terapeuta de masaje con licencia. Con más de una década de experiencia, ha trabajado con atletas de todos los niveles, desde campeones estatales de secundaria a atletas profesionales y olímpicos y ha consultado equipos colegiados y profesionales.

Patrick ha desarrollado una metodología única que combina la aplicación basada en la evidencia de la fisiología, la ciencia del movimiento y la terapia de tejidos blandos con las tecnologías emergentes. Utilizando este enfoque holístico para la mejora del rendimiento y, guiado por la pasión por la educación y el descubrimiento, Patrick ayuda a los atletas a alcanzar el máximo rendimiento y a reducir el riesgo de lesiones.

Se ha convertido en un jugador clave y figura influyente en su campo, muy respetado por sus compañeros y las organizaciones profesionales. Es invitado regularmente a hablar y conducir talleres prácticos en los eventos presentados por la NSCA, Boston Sports Medicine Conference, Okanagan Strength & Conditioning, y numerosas universidades y equipos profesionales.

Fundó Optimum Sports Performance en 2006 en Phoenix, Arizona, y actualmente reside en Portland, Oregon.


Traducido por Juan Ignacio Arenillas con autorización del autor.

Este artículo tiene 6 Comentarios

  1. Gracias,por su aporte , soy tecnólogo de rayos x y veo cómo puntos gatillos logran actuar sobre las estructuras óseas cambiando para patologías que después se confunden y son erróneamente tratadas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *