Qué Hace A Un Atleta Y Los Factores Que Realmente Ganan Campeonatos: Parte II.

 

¿Ha visto alguna vez a ese tío que es rápido como el viento, fuerte como un buey y puede saltar hasta las nubes… pero no juega tan bien en su deporte determinado? Sucede más de lo que se podría pensar, y aunque en niveles más altos del juego, hay generalmente «estándares» de capacidad atlética, lo que hace a los mejores atletas no se encuentra sólo en las cualidades cinéticas.

Esta serie es todo sobre lo que ayuda a los jugadores y equipos, ser grande, y lo que hace un verdadero buen "atleta".

En la primera parte de esta serie, hablamos sobre cómo el tiempo total de práctica, un inicio temprano y el desarrollo multilateral son fundamentales para la formación de buenos deportistas. Hoy, vamos a cubrir las ideas de:

  • Resistencia mental.
  • Jugadores basados en el proceso.
  • Entrenabilidad y autosacrificio.


Resistencia Mental.

En mi ex lugar de trabajo, recuerdo que a nuestro equipo de fútbol americano se les hacía, con regularidad, correr kilómetros a los linieros, así como a también se hacían con todo el equipo entrenamientos de estilo crossfit largos y difíciles.

¿La razón de ser? Dureza mental.

Lo que nunca entendí de esta idea, sin embargo, era cómo esa excesiva fatiga de entrenamiento tenía algo que ver con el juego del fútbol americano. En el trabajo de resistencia, a menudo hay que batallar con la mente de una manera que disocia a uno mismo del cuerpo, pero estas ondas cerebrales no tienen nada que ver con la intensidad y el enfoque mental que se necesita para estar a punto golpe tras golpe. Ni siquiera voy a entrar en el lado de la fisiología de esta argumentación, ya que es tan simple que no requiere mucha explicación.

Cómo los atletas se enfrentan a situaciones difíciles, a la hora de la verdad en términos de ganar. Cuando se trata de ser mentalmente fuerte, mucha gente piensa en fortaleza mental, pero lo realmente importante es la resistencia mental.

La dureza mental es, sin embargo, un concepto interesante, así que vamos a cubrirlo brevemente, puesto que es la razón por la cual a menudo se les imponen "entrenamientos extremos" a los atletas.

Fotolia_119187286_XS

La fatiga en el deporte es influenciada por los músculos, pero se determina en la mente, tal y como se muestra en la "teoría del gobernador central" de la fatiga. En actividades de resistencia intensa, el cuerpo se detiene bastante antes de que carezca de los materiales energéticos que potencian a los músculos (véase el trabajo del Dr. Timothy Noakes)

El cerebro tiene un programa de protección para impedir sobre-exigirnos a nosotros mismos, pero esta protección es más como la mamá helicóptero manteniendo a sus hijos en una burbuja, que como un cuidado normal. Todos somos capaces de más de lo que podemos registrar desde el punto de vista de la fuerza y la resistencia y, algunos de nosotros, mucho más.

También hay un rango en el que el dolor es registrado conscientemente. Por ejemplo, los atletas pueden mantener sus manos inmersas en agua y hielo más tiempo que los no deportistas. La alarma del dolor no comienza a sonar hasta mucho más tarde que en una persona promedio, a pesar de que los cambios de temperatura de piel entre los dos grupos podrían ser los mismos. Entre los mismos atletas, algunos están mejor conectados que otros para aceptar el dolor.

La pregunta es ¿cómo se resuelve el problema de los atletas que luchan contra el dolor o la fatiga? También, se plantea la cuestión del "huevo o la gallina" cuando hablamos de tolerancia al dolor y capacidad atlética, y creo que es sobre todo la tolerancia de dolor lo que hace a los atletas, mucho más de lo que lo hace la construcción a la tolerancia del dolor deportivo.

Aún puedo recordar cuando tenía 9 años de edad y mi padre me preguntó si quería correr una vuelta de una milla alrededor de la vecindad. Yo corrí un sprint con un final doloroso para conseguir el mejor tiempo que pude, sin entrenamiento de fortaleza mental. Yo ya estaba "construido" para ello, y también está esto incorporado en muchos grandes atletas. Aquellos cuyas alarmas del dolor suenan muy temprano generalmente rehúyen los deportes con grandes demandas (hasta que un entusiasta entrenador empieza a hacer prácticas mucho más demandantes de los sistemas aeróbicos y lácticos que el juego en sí mismo).

Aunque ya han sido inventados miles de entrenamientos extremos por muchos entrenadores desde el comienzo de los tiempos, la incapacidad de tolerar la fatiga es algo que en gran medida está dirigido por el subconsciente (Noakes), y por lo tanto en el subconsciente se encuentra, en muchos casos, la solución cuando los enfoques de acondicionamiento tradicionales no dan la respuesta adecuada.

Pedirle a un atleta que utilice su fuerza de voluntad (lo que es una construcción consciente) puede mejorar la capacidad periférica y la densidad de los sustratos energéticos, pero puede que no haga ni mella en la superficie de cableados neuronales subyacentes.

Los buenos entrenadores saben que las claves para liberar el subconsciente de un atleta en la medida en que esto es posible, es utilizando prácticas específicas de alta intensidad que ponen en línea al atleta con la validación de grupo y aprovechan el poder de la competencia.

Si bien no lo recomiendo, yo siempre he pensado en lo interesante de las situaciones donde la seguridad personal está en el tapete, y qué engranajes subconscientes se alterarían. A continuación, les presento un "interesante" estudio de caso de un entrenador australiano al que le resultó útil para subir la apuesta al entrenamiento subconsciente.

Nuestro velocista estrella en el equipo de la pista cuando estaba en la escuela secundaria le tenía un miedo mortal a los perros, incluso a los pequeños mordedores de tobillo. Siempre me pregunté cuánto más rápido podría ir si se le suelta el perro mascota de alguien detrás de él en los bloques después de que sonó la pistola.

Si usted es un psicólogo del deporte/hipnotista, incluso puede profundizar en los obstáculos mentales que le impiden a un atleta realizar altos niveles de esfuerzo. Fijar el cableado mental es importantísimo en este proceso, ya que la mente controla todo.

En lugar de pensar en dureza mental, en cuanto a lo que se necesita para ganar, me gusta pensar en resistencia mental.

Resistencia mental no es sólo cómo usted puede tolerar el dolor, sino más aún, se trata de cómo maneja usted el fracaso y las molestias.

Prefiero tener jugadores de baloncesto que pueden lidiar con el fracaso apropiadamente por sobre los que pueden golpear su cabeza contra la pared más veces que su oponente.

Una de las cosas más importantes que me gusta ver en los atletas es la capacidad de "mantener una cabeza azul" como diría la gestión de los All Blacks. Un cabeza azul es un nivel de cabeza que no se dobla ni pierde su forma cuando se modifica el equilibrio del juego, o una jugada no sale bien. Por el otro lado, un exaltado "pierde la cabeza" cuando las cosas salen mal, no importa cuánta tolerancia al dolor le haya sido infundida en el curso de la temporada.

Un cabeza azul no le grita a los árbitros, se tira/actúa en el campo o mueve sus manos exasperado. Un cabeza azul se queda tranquilo y hace el trabajo.

Si hago competencias en el salón de pesas con mis equipos atléticos, no quiero ver a los perdedores quejarse acerca de que alguien ha hecho trampa, roto las reglas, etc. Quiero ver la resiliencia, que es la capacidad para concentrarse y mantener un nivel, sin importar la situación.

Un deporte con el que regularmente trabajamos es el tenis. Realmente crecí en una familia de tenis y estoy muy familiarizado con el deporte y los grandes jugadores a nivel profesional. Aunque es muy importante estar en forma para el juego, la fuerza no es ni remotamente tan importante como la habilidad, visión y capacidades mentales para ser el mejor en el mundo.

Habiendo estado involucrado con el tenis durante un tiempo, he encontrado que una de las cosas claves que determina a los partidos es la resistencia mental. Si pierdes un juego, tienes que ponerlo detrás de ti y tratar con otro nuevo. Lo mismo con el golf y cada otra competición.

Uno de los mejores jugadores de tenis, y el atleta más versátil que he visto en mi vida es Gael Monfils. Este tipo es el Michael Jordan del tenis y algo más. Si hubiese crecido en los Estados Unidos, me imagino que sería un jugador de baloncesto profesional, o quizás un receptor abierto.

Hace unos 5 años vi a Monfils jugar contra Novak Djovkovic en persona en el pro tour en Cincinnati. Monfils dominó el primer set, probablemente jugando el mejor tenis posible para la humanidad. En el segundo set, sin embargo, en cuanto el partido comenzó a equilibrarse, solo un poco, Monfils se perdió y perdió los dos sets siguientes.

¿Por qué? En el primer set, no hubo ninguna presión y él se divirtió. Cuando Monfils se divierte, no hay quien lo venza. Sin embargo, esta misma mentalidad existe en casi cualquier deporte. Tan pronto como el proceso del juego, y con él, todo lo que es divertido y agradable sobre el deporte se pierde, el proceso se pierde, y las cosas se van en una espiral cuesta abajo.

La resistencia mental viene parcialmente por genética, pero en gran parte del entrenamiento ambiental, mental y situacional. También es un estado mental que viene de no emplearse en lo que está haciendo al punto de disfrutar lo suficiente de modo de "dejarse llevar", y permitir que su cuerpo haga lo que es capaz de hacer.

No ser capaz de dejarse llevar está atado a muchas cosas, pero uno de los elementos más importantes que he encontrado es un ego basado en exceso de inversión en los elementos del pasado y del futuro en el deporte de uno. No ser capaz de superar el pasado proviene de una baja capacidad para disfrutar el aquí y ahora, estar excesivamente preocupado por el propio rendimiento y un exceso de inversión en el futuro procede del mismo modo, del propio miedo personal y preocupación y, a menudo, de una falta de gratitud por el presente. Como veremos, todos estos atan de manos al poder del subconsciente.

¡Realmente existe una necesidad de un poco de desconexión para desbloquear el nivel más alto de rendimiento! Iremos a ello al hablar de "el proceso", que es el próximo determinante del rendimiento atlético de alto nivel.


Jugadores Basados en el Proceso.

En "Pickleball en la Zona" de Harry Carpenter, hay una gran historia sobre Shaun White, dos veces medallista de oro olímpico en snowboarding, y quien tiene la myor cantidad de medallas en los X-games. Uno de sus movimientos principales en el snowboard es el "Doble McTwist 1260".

Cuando se le preguntó en qué está pensando durante este truco, la respuesta de Shaun fue "en ese momento, no se está realmente pensando, usted está simplemente dejando que suceda. Es una mezcla estar completamente enfocado, y un poco desinteresado".

Vamos a llegar a esta idea de "un poco desinteresado" cuando hablemos de la conexión con el subconsciente, pero por el bien de este punto, sepa que un pedazo fuerte de la resistencia mental es no quedarse tan enredado en uno mismo que no permita que el atleta interior dentro de uno logre hazañas increíbles.

Al ver dos jugadores de igual habilidad jugar entre sí, me parece que quien gana es el que tiene la capacidad de desconectar al ser, al ego, y disfrutar del proceso de lo que está haciendo. Este punto donde la motivación se encuentra en conexión con el subconsciente y la alegría del deporte es donde van la mayor cantidad de disparos, donde se interceptan los pases y donde los balones aterrizan.

Para ganar, usted debe estar encendido, pero usted también debe tener el equilibrio de poder disfrutar del proceso. Esta es otra representación del sistema del yin y yang.

Una gran línea de un entrenador que he oído al escuchar varias compilaciones motivacionales es la siguiente, y cabe perfectamente en la idea de este artículo:

"Olvídate de las multitudes, el tamaño de la escuela, los uniformes de lujo y recuerda lo que te trajo aquí. Céntrate en los fundamentos por los que hemos pasado una y otra vez y, lo más importante, no te quedes atrapado pensando en ganar o perder este juego. Si pones tu esfuerzo y concentración en jugar a tu potencial, a ser lo mejor que puedes ser, ¡no me importa lo que diga el marcador final del juego, en mi libro, vamos a ser los ganadores!"

Esto nos lleva a algo importante, absolutamente vital para ser el mejor, y cuando usted está alcanzando su potencial, la puntuación se ocupa de sí misma.

Este es el proceso.

Algo que Dan John ha compartido y que siempre me ha impresionado es que atacamos a menudo marcas personales de toda la vida cuando somos jóvenes y que no tienen mucho de plan de práctica. Cuando empezamos a envejecer, a organizarnos, tomar todo tan en serio, todavía nos falta ese elemento clave en nuestro entrenamiento y luchamos fuertemente para superar nuestras antiguas marcas personales. Lo que echamos de menos es la alegría del proceso.

Disfrutar del proceso también se caracteriza por un amor al crecimiento personal. Cuando nos enfocamos no sólo en el resultado, sino que lo hacemos en el viaje hacia los resultados, estamos un paso más cerca de alcanzar nuestro máximo potencial. Hay un reencuadre mental, el que es un aspecto importante de esta significativa idea. ¿Con qué frecuencia vemos la meta que queremos alcanzar y nos miramos a nosotros mismos y vemos, en ese instante, cómo hemos crecido y aprendido?

 

 

Aunque quizás un poco fuera de contexto, este punto es también global. Para la vida en general, es tan fácil pensar en un lugar en el que queremos estar, y al que, sólo cuando lleguemos allí, finalmente estaremos felices y contentos. Desafortunadamente, realmente no funciona de esa manera. Estar realmente satisfecho es más una cuestión de sangre, sudor y lágrimas que entran en nuestros objetivos, que la meta en sí misma.

Para maximizar el proceso, no piense en la multitud, ni piense en todos los que le reconocerán en los medios sociales como resultado de ganar. No piense en el dinero. Piense en ser el mejor puede ser, y en la alegría de ese proceso.

Como dijo el entrenador Ron McKeefery, usted necesita concentrarse en ser un rockstar en donde está, en lugar de estar siempre buscando el siguiente nivel. ¡No se enfoque en adónde ir y pase por alto el crecimiento personal e impacto del ahora!

Disfrutar del proceso es estar completamente cómodo y amar, allí, aquí y ahora, no el pasado o el futuro. Este es otro concepto que es un reflejo de la piedra angular del subconsciente.


Entrenabilidad y Autosacrificio.

Entrenabilidad es la capacidad de poner su ego a un lado por el bien del equipo. Es la capacidad de asimilar las necesidades del grupo, en lugar de las de uno mismo.

Aquí es donde la ética, el desarrollo personal y la responsabilidad encajan en la ecuación de un atleta. Me encantó del libro "11 Anillos" cómo Phil Jackson le daba libros para leer a sus jugadores. Creo que el desarrollo personal, la entrenabilidad y el espíritu de equipo van de la mano con el éxito, y que cada uno no es independiente del otro.

Vea a los All-Blacks, la organización profesional más ganadora en la historia. Uno de los mantras más importantes es el de "mejores personas hacen mejores all-blacks". Este equipo expulsaría a jugadores seniors si sintiesen que fuesen un perjuicio para el equipo.

La capacidad de ser entrenado y de bajar su ego para poder serlo, es de suma importancia.

Incluso hoy día, como entrenador, una de las cosas que más disfruto en el proceso de convertirme en el mejor es ser llevado a través del entrenamiento por otro entrenador. Algunas de mis experiencias favoritas en la historia reciente han sido entrenar con grandes entrenadores como Paul Cater y Matt Gifford.

La otra mitad de la ecuación de menos ego es la del autosacrificio.

Esto podría ser sacrificar nuestros puntos por juego para el bien del equipo, pero también puede llegar al punto de sacrificar nuestro cuerpo (o estar mentalmente dispuesto a hacerlo de ser necesario). El epítome de esto es el legendario jugador de Rugby, Buck Shelford.

Shelford, un descendiente de la tribu maorí (una de las tribus más rudas en la historia), estaba en un feroz juego contra la selección francesa en 1986. En el curso de unos ásperos rucks, Buck perdió 3 dientes y le abrieron el escroto, lo que le obligó a salir a la línea lateral. En lugar de tirar la toalla e ir hacia el hospital, como muchos harían, Buck se puso gasa en la boca, hizo que le cosan el escroto y continuó jugando. Volvió al juego y sólo fue forzado a salir debido a una enorme conmoción que sufrió poco después (probablemente la segunda de la contienda).

Esto es a lo que los All-Blacks se refieren cuando dicen "poner las bolas en la línea para el equipo".

Esto es autosacrificio del más alto nivel.

Una de mis frases favoritas, no sólo en el ámbito del deporte, sino también de las actividades empresariales y profesionales es esta de Simon Sinek:

"Sabes, en el ejército, dan medallas a las personas que están dispuestas a sacrificarse de modo que otros puedan ganar. En los negocios, les damos bonificaciones a quienes están dispuestos a sacrificar a otros para que podamos ganar. Lo tenemos al revés. ¿Cierto?”

Los militares son el epítome del autosacrificio. Es uno de los pocos coliseos donde los miembros de más alto rango serán servidos al final. Es una práctica estándar el estar dispuestos a morir para salvar a otros en el equipo. Hay una razón por la que muchos de los que no pueden encontrar el sentido del propósito del trabajo tradicional dediquen su vida al entorno de la comunidad y el equipo en las fuerzas armadas.

Esto otra vez, es una conexión que une el juego y al mayor éxito, con la vida misma

En la parte III, cubriremos ideas que a menudo encarnan algunos de los mejores jugadores de habilidad en el juego de hoy día, tales como los bateadores de béisbol, los guardas de baloncesto, los mariscales de campo y los jugadores estrella de tenis.

  • Visión.
  • Dominancia del Cerebelo (Selectiva)
  • Confianza.

 

Acerca del Autor.

Joel Smith es un entrenador especialista en salto vertical y rendimiento radicado en Wilmington, Ohio. En la actualidad es entrenador en jefe de fuerza y acondicionamiento, entrenador asistente de pista y campo, profesor adjunto de Ciencias del Deporte en el Wilmington College (Ohio) y dueño del sitio web just-fly-sports.

A través de su carrera deportiva, Joel personalmente ha intentado muchos métodos y programas de entrenamiento y ha sido capaz de usar su experiencia y educación para determinar los mejores métodos de entrenamiento posibles para los atletas de hoy. Evaluando constantemente los registros de entrenamiento, las teorías de élite como entrenador y la investigación moderna, Joel espera brindar los mejores métodos de entrenamiento disponibles para cualquier atleta en ciernes.

Además, es autor del excelente libro "Ignición Vertical" disponible para usted en nuestra web.

Ignición Vertical es una completa y moderna filosofía de entrenamiento para la velocidad y la potencia del atleta, con un énfasis especial en el salto vertical. El programa es una lanzadera para llevar al atleta a su más alto potencial atlético explosivo".

Ignición-Vertical440x630

 

Comprar

Traducido por Juan Ignacio Arenillas con autorización del autor.

Imagen de Portada por Luis Ángel Sánchez Gil vía Flickr: https://www.flickr.com/photos/lasg/3562317430/v

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *