Trabajo Pliométrico para Básquet.


Durante la pretemporada, los atletas buscan poder realizar mayores progresos que durante el año referido a ciertas capacidades motoras, los jugadores de básquet por supuesto desean saltar más, sobre todo cuando las estaturas no poseen promedios mayores a los 2 metros.

He aquí una de las posibilidades de mejorar la capacidad de salto y asegurarse de no recaer en el fantasma de las lesiones.

Esta actividad se realizó con un grupo de jugadores de básquet de primera división hace ya unos años (temporada 1990-1991), con deportistas cuyas edades oscilaban entre los 19 y 32 años. Fue parte de mi primer temporada de las tres que hice como preparador físico de básquetbol. En ese momento muy pocos equipos tenían preparador físico en Buenos Aires y, hasta yo diría, incluso en la Argentina. Muchos jugadores entrenaban con nosotros en Bet-Am de Lanús, que fue el primer club argentino en traer estadounidenses. Los que venían a entrenar eran los jugadores de primera de Lanús y alguno que otro que en sus respectivos clubes no hacían pretemporada.

Los resultados obtenidos luego de 12 semanas de entrenamiento fueron mejoras que oscilaban entre el 5% y 24%. El primero fue el resultado de un jugador de 2.10 mts de 25 años, con un peso de 100 kgs y el segundo un jugador de 19 años con un peso de 82 kgs y 1.83 mts de altura, el resto de los resultados fueron promedios de un 10/12 % en la mejora de la capacidad de salto.

El testeo realizado fue el de saltar y alcanzar tomado al inicio de la pretemporada, luego de unos 15 días de parate de entrenamiento y al finalizar la pretemporada, luego de 12 semanas.

En ese momento cuando incorporé la posibilidad de aplicar la pliometría en este grupo, mi preocupación era los posibles efectos negativos, sobre todo de lesiones en las rodillas y la zona lumbar en los jugadores más altos. Pero por suerte y con ciertas modificaciones (es preferible aumentar el salto en 2 cms menos que no poder hacerlo), no hubo “Ningún Problema”. Los saltos sobre superficie dura, aunque posibilitan un mayor reclutamiento de fibras y se obtienen buenos resultados no dejan de ser traumatizantes y lesionantes.

Prefiero que un jugador juegue 20 años saltando un poco menos que 2 años saltando mucho. 


Procedimiento del Trabajo.

La actividad se efectuó 3 veces por semana durante 12 semanas.
 
Se realizaba una entrada en calor de unos 15 a 20 minutos con algunos ejercicios con cargas livianas que iban desde Sentadillas, Press de banca y algunas pasadas con balón y lanzamientos. En cada grupo de actividades de la entrada en calor se efectuaba elongación de miembros inferiores y superiores con algún preventivo para la columna, abdominales, elongaciones de lumbares y psoas. Una vez finalizado, se realizaban saltos (skiping y salticados) vuelta a elongar.

Materiales: cajón de salto fijo con segmentos para poder incorporar o quitar altura, 2 colchonetas de 2 metros por 70 cms de alto impacto, un trampolín con resortes. Un banco o silla de 50 cms. 
     
Ejecución: Se realizaron 20 saltos en profundidad a 80 cms y otros 20 a 1 mts. de altura de la siguiente manera. 

Los jugadores subían al cajón de salto ayudados por un banco a un costado, debían dejarse caer hacia adelante sin impulso sobre una colchoneta apoyada sobre el trampolín con resortes, la primer tanda de altos se realizó a 80 cms y la segunda a 1 mts. 
Amortiguaban la caída en la primera colchoneta sobre el trampolín, volver a impulsarse hacia arriba y adelante sobre la segunda colchoneta ubicada por delante, amortiguando la segunda caída. Marcar el detalle de los brazos en extensión hacia el final de los movimientos. Sirve para el gesto deportivo y su traslado a la cancha. 

                 

Los descansos entre saltos no superaban los 30” y, entre series, se descansaba de 3´a 5´.

Una vez finalizada cada serie se elongaban los miembros inferiores y, hacia el final, la zona lumbar y los psoas. 

Luego los jugadores realizaban movimientos suaves con balón. A posteriori seguían el trabajo planificado para dicha sesión.

Es importante marcar que la motivación es algo fundamental en este tipo de actividades, que son tediosas para los jugadores y fastidian sobre todo en sociedades sin conducta para los entrenamientos. Ayuda siempre concientizar sobre el trabajo que se va a llevar adelante y realizar testeos intermedios para ver los progresos, sobre todo en la temporada previa a los torneos. 

Bueno espero sirva la experiencia.  


Acerca del Autor.

Isaac Sergio Fridman es Profesor de Educación Física desde 1988 y Licenciado en Educación Física en el área de la Salud, fundamentalmente dedicado al cuidado de la salud en diferentes ámbitos, tanto deportivos como educativos, en el primero abocado al trabajo de entrenamiento intentando prevenir lesiones deportivas a través de diferentes enfoques y adaptaciones, con trabajos realizados en varias instituciones educativas y deportivas efectuando tareas como director y coordinador en el área de la Educación Física.

Especializado en la actividad física con personas con discapacidad, área con una vasta experiencia de más de 20 años.

Entrenador Deportivo y antropometrista Nivel II ISAK, realizó mediciones en el Club Lanús en Jugadores de Fútbol y de Hándbol respectivamente.

Preparador físico en Básquet en la década de los 90. 

Docente del Profesorado de Educación Física Instituto Eccleston en las materias de Metodología de la Investigación y Deporte Adaptado.

Creador del Método SYSE (Sistema Seguro de Entrenamiento), aún desconocido o conocido por unos pocos privilegiados, orientado a la salud y condición física, implementando la relación de varios métodos del fitness en uno solo, recurriendo al equilibrio muscular como pilar para el buen funcionamiento corporal tanto para la vida cotidiana como para el alto rendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *