Evolución del Entrenamiento de Fuerza. Cuarta Parte.

P4

Un hito importante en la evolución de mis ideas sobre el entrenamiento en general y el entrenamiento de la fuerza, en particular, fue la Clínica de Aprendizaje en Pista y Campo AAU en 1972 en Sacramento, California. Muchos de los mejores entrenadores de pista y campo del país estuvieron presentes. La oportunidad de interactuar con ellos fue muy valiosa. Dos de las estaciones "Aprender Haciendo" se dedicaron al entrenamiento pliométrico, que era nuevo y revolucionario en su momento. Cada noche había presentaciones del entrenador de salto triple polaco Tadeusz Starzynski quien fue el entrenador de Joseph Schmidt, el tres veces medallista de oro olímpico; presentó todo el espectro de su programa de entrenamiento para los saltadores triples. Obviamente involucraba una gran cantidad de ejercicios de salto, pero incluía también trabajo con balón medicinal y un poco de entrenamiento de pesas muy específico y prácticamente no levantaba pesado. No existía ni cerca el grado de entrenamiento con pesas que les hacíamos hacer a nuestros atletas, y el entrenamiento con pesas que se hacía era mucho más específico. Esta experiencia tuvo una profunda influencia en mi forma de pensar en el futuro y en cómo iba a entrenar a mis atletas para la fuerza explosiva a partir de entonces. Inmediatamente incorporé sus conceptos e ideas en mi entrenamiento personal, así como con en los atletas que entrenaba. Los resultados fueron un tremendo incremento en la explosividad y velocidad.

Entre 1973-74 mientras asistía a la escuela de posgrado de la Universidad de Stanford, también tuve la oportunidad de entrenar a saltadores y decatletas. Esto me dió la oportunidad de aplicar lo que había aprendido con los atletas masculinos más maduros. También fue la oportunidad de trabajar con Payton Jordan, el entrenador de atletismo de Stanford que fue un pionero en el entrenamiento con pesas. Él había trabajado con un hombre llamado John Jesse que fue autor de muchos libros sobre el entrenamiento de fuerza para el deporte. Jesse estaba muy por delante de su tiempo en la aplicación del entrenamiento de fuerza para la prevención y rehabilitación de lesiones. El doctor Wesley Ruff, mi consejero, me animó a hacer una investigación en el área de entrenamiento de fuerza y potencia, lo que me pareció muy útil. Esto me ayudó a entender mejor las razones científicas sobre las cosas que observaba como entrenador y experimentaba como atleta.

Entre 1975 -77 en la escuela secundaria de Santa Bárbara tuve mi primera experiencia trabajando con atletas femeninas. Yo no hacía distinciones de sexo, ya que eran todos atletas, las niñas entrenaban fuerza con los chicos. De hecho, aprendimos que las chicas obtenían incluso beneficios más espectaculares que los chicos y que necesitábamos continuar con su entrenamiento de fuerza durante toda la temporada o su caída sería dramática. El entrenamiento de fuerza era una parte importante del programa, independientemente del evento.

Antes de finales de 1970 no parecía existir diferencias entre todos los estilos de levantamiento. Usted simplemente organizaba un programa ecléctico, no quedaba enmarcado como alguien fanático de los pesos libres, alguien del levantamiento olímpico, de Crossfit, o un muchacho del HIT; simplemente entrenaba atletas. Dos cosas cambiaron esto:

1) El ascenso del levantamiento olímpico a finales de 1970, que creo, fue resultado de la mala interpretación de las espectaculares ganancias realizadas por los levantadores de pesas búlgaros. Los métodos búlgaros fueron detallados minuciosamente por Carl Miller en su libro Olympic Lifting Training Manual (Un libro que me sigue pareciendo una buena referencia hoy). Los movimientos de levantamiento Olímpicos siempre han jugado un papel importante en el entrenamiento con pesas para mejorar el rendimiento deportivo, pero las cosas parecían cambiar a finales de los setenta. Hubo un intento de copiar ciegamente los protocolos de entrenamiento de levantamiento Olímpico sin una relación aparente en su concordancia con todo el programa de entrenamiento. El hecho de que un levantador olímpico, que no hace nada sino levantar, sea capaz de levantar hasta cinco veces al día, no significa que un jugador de fútbol o un jugador de baloncesto que tiene que correr y saltar y hacer otro tipo de entrenamiento deba intentar varias sesiones de levantamiento en un día. El levantamiento olímpico para el rendimiento deportivo es un medio para un fin. Si usted es un levantador de pesas olímpico, entonces es un fin en sí mismo, porque esos levantamientos son el estándar de rendimiento.

2) A mediados de la década de 1970 un nuevo sistema orientado a las máquinas fue inventado por Arthur Jones, el sistema Nautilus en base a una carga excéntrica lenta y una serie al fallo. No es que estas fueron las primeras máquinas, pero eran las primeras máquinas que se comercializaban con un sistema de entrenamiento y una filosofía que las respaldaba. Hizo un llamamiento a la mentalidad americana de gratificación instantánea. Fue un trabajo duro, pero todo terminó con bastante rapidez. Además debido al énfasis excéntrico, era posible ganar hipertrofia con bastante rapidez, lo que atrajo al fútbol americano.


Acerca del Autor.

Vern Gambetta es considerado uno de los fundadores del entrenamiento deportivo funcional. Actualmente es director de Gambetta Sports Training Systems. Ha sido entrenador de acondicionamiento para varios equipos en la Major League Soccer así como el consultor de acondicionamiento para el equipo de Fútbol de E.E.U.U. que fue a la copa del mundo. Vern fue director acondicionamiento para los Chicago White Sox y director de desarrollo atlético para los Nueva York Mets. Es reconocido internacionalmente como un experto en entrenamiento y acondicionamiento para el deporte y trabaja con atletas y equipos de nivel mundial en una gran variedad de ellos. Es un orador y escritor popular en temas de acondicionamiento, habiendo brindado conferencias y clínicas en Canadá, Japón, Australia y Europa. La experiencia de Vern como entrenador atraviesa 36 años en todos los niveles de competición. Ha sido autor de seis libros y cientos de artículos relacionados con el entrenamiento y el rendimiento deportivo en una variedad de deportes. Recibió sus BA de la Universidad del Estado de Fresno y sus credenciales de enseñanza con un título menor de entrenador de la Universidad de California Santa Barbara. Obtuvo su MA en la educación con un énfasis en la educación física de la Universidad de Stanford.

http://www.gambetta.com/


Traducido por Juan Ignacio Arenillas con autorización del autor.

Imagen de Portada por US Air Force vía Flickr: https://www.flickr.com/photos/usairforce/823171656

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *