Fisiología de la Carrera. Parte 1: El VO2 Máx.

26726022225_9537b9e180_k
Imagen por Rachel Clarke via Flickr

Si usted ha leído mucho sobre el tema de la carrera, probablemente sepa que la mayoría de los programas de entrenamiento modernos son muy similares. El pensamiento actual sobre la mejor manera de entrenar se puede resumir con el lema "correr más". Ciertamente, cada programa de entrenamiento tiene sus matices particulares, pero el tema general de los programas de entrenamiento modernos es, que para correr mejor, se debe correr más. Esto significa que si actualmente está corriendo 40 kilómetros a la semana, entonces, mediante el aumento de su kilometraje semanal a 65 kilómetros a la semana va a mejorar su rendimiento. Si ya se encuentra en 65 kilómetros a la semana, entonces suba a 95. Y así sucesivamente, y así sucesivamente.

¿Dónde se originó esta filosofía? Y aún más importante, ¿es exacta? ¿Es el aumento del volumen la mejor manera de mejorar su rendimiento? A pesar de la popularidad del enfoque "más es mejor", ¿existe un método alternativo de entrenamiento que pudiese producir resultados superiores? Estos son los tipos de preguntas a las que se dirigirá esta serie de 7 partes sobre el estado de arte actual en la fisiología de la carrera.

Vamos a examinar la teoría dominante actual de la fisiología de la carrera, la investigación detrás de la teoría y los retos importantes para la teoría. Entonces, luego, voy a avanzar en una teoría alternativa de la fisiología de la resistencia, con el apoyo de la investigación y la evidencia empírica. El objetivo es proporcionar una visión equilibrada de los hechos con suficiente información como para que usted pueda llegar a sus propias conclusiones. El objetivo final es utilizar la información proporcionada para convertirse en un corredor más rápido y más sano. Es cierto que es una tarea difícil, por lo que vamos a empezar.


VO2 Máx: La Teoría Dominante Actual de la Fisiología de la Resistencia.

El VO2 máx, Umbral Lactato, Capacidad Aeróbica, Capacidad Anaeróbica y Corridas en Tempo. Si usted ha estado corriendo durante una cierta cantidad de tiempo, ha escuchado estos términos y tal vez otros, que se relacionan con la fisiología de la resistencia. Pero, ¿qué tienen todos estos términos en común? ¿Cuál es su relación con la carrera? Y, quizás lo más importante, ¿puede usted utilizarlos para correr más rápido?

Todos los términos mencionados anteriormente tienen en común una cosa importante: todos se basan en la teoría del consumo máximo de oxígeno. Se promueve ampliamente que el principal factor que limita el rendimiento de la carrera es la capacidad del cuerpo para absorber y utilizar el oxígeno. Se conoce a esto como el VO2 máx. V es la abreviatura científica para la tasa de flujo volumétrico, O2 es el símbolo para el oxígeno, y máximo significa la velocidad máxima de flujo. Así, VO2 máx es la forma científica de expresar la cantidad máxima de oxígeno que el cuerpo puede procesar.

La creencia en un VO2 máx. se basa en la investigación realizada en 1920 por dos fisiólogos británicos, A. V. Hill y Hartley Lupton. Ellos fueron los primeros en demostrar que el consumo de oxígeno aumenta en función lineal con la velocidad de carrera (1). En pocas palabras, cuanto más rápido corra, mayor cantidad de oxígeno va a utilizar. Utilizando algunos supuestos que pueden, o pueden no haber sido correctos, Hill y Lupton postularon que poco antes de que un corredor alcance la máxima velocidad de carrera, la tasa de consumo de oxígeno llega a una meseta y luego no aumenta ya más (2). A pesar de que el corredor podría correr un poco más rápido, su cuerpo será incapaz de utilizar más oxígeno. En este punto, se dijo que el corredor había alcanzado su máximo consumo de oxígeno.

Lo más importante, la teoría sostiene que, dado que el corredor ha alcanzado el máximo consumo de oxígeno, aumentos adicionales en la velocidad de carrera no son posibles porque el oxígeno adicional para soportar el aumento de velocidad no está disponible. Esto forma la base para la teoría del VO2máx.

Armado con la creencia de que el consumo de oxígeno era el factor limitante en el rendimiento de carrera, los entrenadores fueron a trabajar en el desarrollo de programas diseñados para aumentar el VO2 máx. Después de todo, si el VO2 máx. es el factor que limita el rendimiento, entonces, una mejora del VO2 máx. significa un aumento en la velocidad de carrera.

Sin embargo, el VO2máx. no es fácil de medir. Se requiere equipo de laboratorio y fisiólogos entrenados, los que no están disponibles para la mayoría de los corredores. Por otro lado, la frecuencia cardíaca (FC) se puede medir fácilmente. Dado que existe una correlación entre el VO2 y la FC, la solución ha consistido en el entrenamiento basado en un porcentaje del ritmo cardíaco máximo. Cuando usted ve un programa de entrenamiento que le da instrucciones para correr a un cierto porcentaje de su frecuencia cardíaca máxima, usted sabe que el programa se basa en la teoría del VO2 máx., está diseñado para aumentar su VO2máx. y, por lo tanto, aumentar la velocidad a la que usted puede correr.

Es casi imposible encontrar un programa de entrenamiento moderno que no se base en la teoría del VO2 máx. Es, con mucho, la teoría dominante hoy en día y ha sido adoptada por prácticamente todos los deportes de resistencia. Deportes tales como el pedestrismo, triatlón, ciclismo y natación, todos siguen la teoría del VO2 máx. y basan sus programas de entrenamiento en mejorar el VO2 máx.

Ahora usted entiende la teoría del VO2 máx. del rendimiento de resistencia, de dónde viene, el efecto dominante que está teniendo en los programas de entrenamiento de hoy, y porqué los programas de entrenamiento se basan en la carrera dentro de algún porcentaje de la frecuencia cardíaca máxima.

Aquí está la gran pregunta. ¿Es válida la teoría del VO2 máx.? ¿Exhiben realmente los atletas un VO2 máx.?, y si es así, ¿es el factor limitante en el rendimiento de resistencia? Le diré sin rodeos, que no creo que la teoría sea correcta. Obviamente, esto es bastante herético y corro el riesgo de la ira de mis compañeros corredores por mis creencias. Sin embargo, voy a respaldar lo que digo en la parte 2, cuando examinamos los desafíos a la teoría del VO2 máx.


Referencias.

1.    Hill, A.V., Lupton (1923). Muscular exercise, lactic acid and the supply and utilization of oxygen. Quarterly Medical journal 16, 135-171.
2.    Noakes, T (1991). The Lore of Running, 18-19.


Acerca del Autor.

Richard Gibbens vive en Austin, Texas, y ha sido corredor desde 1981.

A principios de 1980, se unió a las Fuerzas Especiales del Ejército de los Estados Unidos (boinas verdes). Siempre ha sido una persona activa, pero al incorporarse a las Fuerzas Especiales se dio cuenta de que su vida podría muy bien depender de su nivel de condición física. A medida que se esforzaba para mejorar al máximo su nivel de condición física y de rendimiento personal, se empezó a interesar mucho en aprender tanto como es posible acerca de la fisiología del ejercicio.

Durante años probó con diferentes métodos y modelos, de Lydiard a Bannister de Galloway a Hidgon. Luego de mucho tiempo de rendimientos insatisfactorios y lesiones comenzó a cuestionar seriamente la sabiduría de los programas de entrenamiento actuales. Así fue que empezó a leer sobre investigación que respaldase esa sabiduría. Fue entonces cuando descubrió que el modelo fisiológico actualmente aceptado, es decir, el modelo Cardiovascular / anaeróbico, tenía algunos defectos graves.

Si el modelo cardiovascular / anaeróbico está mal, entonces ¿qué es lo que realmente limita el rendimiento? Esa era la pregunta que quería responder. Mucha investigación se ha hecho sobre el ejercicio de resistencia, pero la mayoría realmente no apoya el modelo cardiovascular / anaeróbico. Gran parte de esta investigación había sido ignorado por la sabiduría convencional porque no encajaba en el modelo anaeróbico / cardiovascular actualmente aceptado. Peor aún, los resultados de algunos estudios de investigación fueron interpretados de una manera que se ajusta al modelo cardiovascular / anaeróbico.

Después de mucho estudio y reflexión encontró, delante de sus ojos, la que creía era la respuesta correcta. Usando la investigación y su experiencia fisiología, formuló el modelo de "potencia muscular" de la fisiología de la resistencia. Básicamente, su creencia es, que los músculos, y no su sistema aeróbico son, en última instancia, el factor limitante en el rendimiento. De esa creencia formuló el programa de entrenamiento que llama “Power Running”.

Actualmente difunde sus ideas a través de su web: http://www.trainingscience.net/


Traducido por Juan Ignacio Arenillas con autorización del autor.

Imagen de Portada por Rachel Clarke vía Flickr: https://www.flickr.com/photos/rachelc/26726022225/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *